España Batalla fiscal autonómica

El PP percibe una "rebelión" en las filas del PSOE por la rebaja fiscal de Ximo Puig

Gamarra considera que la senda iniciada por la Generalitat Valenciana es "la correcta", mientras que el PSOE en el Congreso de los Diputados evita pronunciarse y prefiere esperar a la propuesta fiscal del Gobierno

La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra, interviene ante los medios tras la Junta de Portavoces

La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra, interviene ante los medios tras la Junta de Portavoces EP

El Partido Popular (PP) ha pedido al PSOE «que deje de descalificar y tenga un poco de coherencia» en su discurso económico y y que «se siga copiando a sí mismos» tras el anuncio hecho por el presidente de la Generalitat Valenciana Ximo Puig en el debate del estado de la región este martes. El barón socialista promulgará una nueva tarifa del IRPF y una bonificación tributaria del 10% para las rentas menores de 60.000 euros. Está solicitud la ha hecho el presidente del partido, Alberto Núñez Feijóo durante una vista a Palma de Mallorca, en la que se citará con el circulo de empresarios balear. Tras ello, ha asegurado que su formación va a «seguir trabajando» por las rebajas fiscales.

En el Congreso de los Diputados, y tras la reunión semanal de la Junta de Portavoces previa al pleno, la portavoz y líder de los populares en la cámara Cuca Gamarra, ha asegurado que la senda escogida por el mandatario valenciano «es la correcta». «Estamos viendo cómo día a día hay más barones que se suman a estas características», ha indicado la también secretaria general, haciendo «un llamamiento para que se aplique a todos los españoles». Y es que, a su juicio, Gamarra no comprende que «se diga que la propuesta del PP es algo regresivo y que esté bien si la aplica el PSOE». «Que no pierdan el tiempo y pongan e marcha las iniciativas que sean buenas» para el país, ha solicitado.

La dirigente popular se ha sorprendido por el anuncio, dado que hace «solo una semana de la negativa a deflactar el IRPF» hecha por su grupo en el pleno del Congreso. Es más, alude a los socios directos dentro del Pacto del Botánico con los que cuenta Puig. «Ahora Compromís dice que está de acuerdo, no entendemos por qué no lo votaron» en Madrid y si lo refrendan en Valencia. Este nuevo rumbo del barón territorial del PSOE es considerado por Gamarra como «una rebelión en las filas socialistas» frente al sanchismo, que lo ha definido como «un movimiento de culto al líder». Pedro Sánchez «empieza a tener problemas de credibilidad», porque no puedes pedir a los tuyos «ir en contra de la gente», ha insistido la ‘segunda’ del PP.

Gamarra también ha recriminado a figuras como Patxi López que vayan «en contra» de «algo bueno para los españoles» mientras éste «se está beneficiando» de la rebaja del IRPF en País Vasco, tras el apoyo del PSE en la coalición que mantiene con el PNV de Íñigo Urkullu. Que dejen de «demonizar» nuestras propuestas, de «insultar» y pasen directamente a «aplicarlas» para ahorrar tiempo a los españoles: «cada vez cuesta más llenar la cesta de la compra», ha añadido Gamarra.

El portavoz del Partido Socialista (PSOE), López, no ha querido entrar a valorar si apoya o no la rebaja del IRPF propuesta por el PSPV-PSOE y sus socios le parece una contradicción contra el dictamen de Moncloa y Ferraz. Simplemente, ha expresado que el Grupo Socialista en las Cortes está «esperando la propuesta fiscal del Gobierno para ayudar a los que peor lo están pasando. Es lo que vamos a defender «para ayudar a la economía productiva, a la industria». Sí ha afirmado que «las competiciones a la baja» no le gustan, porque conduce a una competencia entre regiones. «Lo que un país necesita es armonizar, «no el dumping fiscal, que hace que nos vaya mal a todos», ha añadido.

López ha comentado que Juanma Moreno e Isabel Díaz Ayuso están compitiendo «por ver quien baja más los impuestos a los ricos», justamente «las regiones que menos invierten en Sanidad y otros servicios públicos; menos que la media nacional». «Cuando se plantea un gravamen a los ricos no se va contra Andalucía» como defiende Moreno Bonilla, «se va contra los ricos». «Lo que el Gobierno está proponiendo es pedir un esfuerzo a quien puede asumirlo», a quien más tiene. En ese sentido, el portavoz socialista reivindica las «rebajas fiscales selectivas» que sí «benefician a los más afectados por la inflación o por los tipos de interés»: a la luz o al gas, por ejemplo. «Esta es la diferencia entre una batalla iniciada por el PP, que es muy ideológica», ha finalizado su intervención.

Fuentes parlamentarias del PSOE, sí han matizado en el Congreso que cualquier vía que pase por deflactar o rebajar impuestos como el IRPF lo único que hacen es debilitar el Estado del Bienestar. Abogan por que «lo que necesitamos» es un Estado social «fuerte». Coinciden con López cuando asegura que «es una falacia que donde mejor está el dinero de la gente es en el bolsillo, por ejemplo, si tienen que pagar una factura en un hospital» en lugar de acceder al servicio a través de sus impuestos. Y advierten: la deflactación solo permite un ahorro de unos veinte euros, algo «incomparable» a las garantías de «unos buenos servicios sociales».

Te puede interesar

Comentar ()