Oriol Junqueras ha cerrado hoy la puerta a aprobar los presupuestos de la Generalitat con el PSC y ha apuntado a la prórroga presupuestaria si Junts se desdice de las cuentas elaboradas por Jaume Giró. Pese a la mano extendida este viernes por Pedro Sánchez, tras consumarse el divorcio con Junts, el presidente de Esquerra ha asegurado que los republicanos no buscarán un nuevo tripartito para sostener la presidencia de la Generalitat.

«Es evidente que el PSC no está comprometido con fin de represión, sigue avalando parte de la represión» ha argumentado Junqueras para descartar a los socialistas como socios parlamentarios. El presidente de ERC ha asegurado que sólo pactarán con los partidos «comprometidos con el fin de la represión y el referéndum de autodeterminación» lo que les obliga a seguir buscando el apoyo parlamentario de Junts.

Junqueras ha hecho estas advertencias tras la reunión extraordinaria de la ejecutiva republicana, en una comparecencia con la plana mayor del partido: la portavoz Marta Vilalta, la presidenta del Parlament Alba Vergès, Laura Vilagrà, consejera de Presidencia, el portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián, el del Parlament, Josep Maria Jové, y la eurodiputada Ariana Riba.

Prórroga presupuestaria

Con 33 diputados, ERC no puede aprobar las próximas cuentas de la Generalitat sin el concurso de PSC o Junts, con 33 y 32 escaños respectivamente. El apoyo de los Comunes, con 8 diputados, es insuficiente. Por ello, Junqueras no ha cerrado la puerta a una prórroga presupuestaria.

Los presupuestos «son una herramienta importante, pero la historia nos enseña que hay diferentes hay soluciones» ha apuntado. «Si hay mayorías parlamentarias posibles, porque los que han elaborado los presupuestos -en referencia a Giró, hasta ahora consejero de JxCat- están dispuestos a votarlos, habrá presupuestos. Si no los quieren votar o los quiere votar quien no comparte estas líneas rojas con nosotros habrá prorroga».

De hecho, Junqueras ha sido casi más crítico con los socialistas que con los de Junts, a los que sigue reclamando apoyo. Los socialistas, ha apuntado «han tenido muchas oportunidades» de acabar con la «represión» ha considerado, pero «muchos dirigentes del PSC aplaudieron nuestro encarcelamiento».

«La línea roja es muy clara» ha concluido Junqueras. , todos la saben, compromiso con el bienestar y dignidad de la gente.