España

Sánchez tiende su mano a Aragonès y apela a la estabilidad del gobierno catalán

Destaca que el PSC también colaborará con la Generalitat "en aras del interés general"

Pedro Sánchez en Praga Europa Press

Pedro Sánchez ha tendido su mano al Gobierno de la Generalitat y apelado a la estabilidad como un valor en estos tiempos de zozobra. En una comparecencia desde Praga e interrogado por el resultado de la consulta a las bases de Junts, que han apostado por la ruptura de la coalición con ERC, ha destacado que «en estos momentos tan difíciles y complejos que atraviesa el conjunto de la sociedad, siendo testigos de una guerra, con los efectos que tiene en la energía, los precios, el coste de la vida y saliendo de una pandemia, el valor de la estabilidad es fundamental».

Como presidente del Gobierno «solo puedo decir que sea cual sea la circunstancia de la Generalitat vamos a tener tendida la mano en aras al reencuentro con la sociedad catalana».

Esa disponibilidad la ha hecho extensible al líder de los socialistas catalanes, Salvador Illa. «Tenemos una apuesta inequívoca por el diálogo y ahí va a estar el socialismo español y catalán» ha subrayado para agregar que el PSC «ha demostrado durante estos meses tan convulsos que siempre ha tendido la mano en aras del interés general de Cataluña para resolver los problemas de la crisis», lo que augura una futura colaboración parlamentaria para apuntalar el gobierno de Aragonès.

Sánchez destaca que el PSC también colaborará «en aras del interés general»

Las bases de Junts, apenas 6.500 militantes, fueron convocados este jueves y viernes a un referéndum sobre la permanencia de este partido en el Gobierno de coalición junto a ERC. La vía de la ruptura, promovida por dirigentes como Carles Puigdemont y Laura Borrás, apoyada por el 55 por ciento de los afiliados, deja a Pere Aragonès en minoría. Pero lejos de convocar elecciones, los independentistas republicanos gobernarán con geometría variable, bien apoyándose en los Comunes y en la CUP, pero también en el PSC de Salvador Illa.

Interrogado Sánchez por otro lado sobre el CGPJ, ha apelado a la «confianza» y a la «exigencia». Confianza «porque estoy completamente seguro que los miembros del CGPJ cumplirán con la ley y propondrán a dos magistrados para el TC». Y exigencia al PP, «que lo único que tiene que hacer es cumplir la Constitución tras el bloqueo inaceptable del CGPJ. Me llama la atención la manera obscena en que explicitan este desacuerdo. Se le tiene que exigir a un partido que se dice de Estado cumplir con la Constitución».

Por otro lado, respecto a las desigualdades presupuestarias entre territorios que contienen las cuentas del estado para 2023, ha replicado que las Comunidades «van a recibir como entregas a cuenta cantidades históricas. Estamos hablando de un colchón importante para las políticas del bienestar», al tiempo que ha acusado al PP de «romper todos los puentes» al cuestionar ahora la revalorización de las pensiones, contenida en el Pacto de Toledo.

Tras participar en la reunión informal de los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea celebrada en Praga (República Checa) y en primera cumbre de la Comunidad Política Europea (CPE) que ha reunido a 44 jefes de Estado y de Europeo, Sánchez ha puesto en valor el «mensaje de unidad» de repulsa a la guerra de Putin. Asimismo se ha acordado que estas citas se celebren de manera más regular, cada seis meses. De hecho, España acogerá una CPE en el segundo semestre del año coincidiendo con la presidencia española de turno de la UE.

Ucrania, energía y situación económica han sido las tres cuestiones que han abordado. El jefe del Ejecutivo ha calificado de «pantomima» los referendos ilegales convocados por Putin en territorios ucranianos «que siguen siendo Ucrania», ha sentenciado.

Durante la cumbre se han desarrollado mesas redondas sobre paz y seguridad, y sobre energía, clima y situación económica, en la que ha participado Sánchez para defender que «es fundamental seguir trabajando juntos, no solo a nivel de la UE, sino también con otros socios europeos, para responder al impacto del aumento de los precios de la energía en nuestros ciudadanos y empresas. Los costos de la inacción son demasiado altos».

En este sentido ha defendido las interconexiones gasísticas a través de España a pesar de las reticencias de Francia, aunque dice ser «optimista». De hecho, Enmanuel Macron ha emplazado a una reunión con Sánchez y el primer ministro portugués, Antonio Costas.

Te puede interesar

Comentar ()