El Gobierno ha mostrado su agradecimiento a la familia de José Antonio Primo de Rivera tras comunicar su predisposición a proceder con la exhumación y cumplir con la Ley de Memoria Democrática: «La ley establece que antes de la exhumación se debe contactar con la familia y proceder de acuerdo a los cauces oportunos para llevarla a cabo, pudiendo inhumarse en la cripta de Cuelgamuros, si así lo quisieran, ya que José Antonio Primo de Rivera es una víctima de la Guerra Civil», han transmitido.

El Gobierno también trabaja para que las más de 100 familias que han pedido encontrar los cuerpos de sus familiares en el renombrado a partir de ahora como “Valle de Cuelgamuros”, puedan darles la sepultura que desean.

La familia de Primo de Rivera solicita al abad del Valle de los Caídos exhumar los restos de José Antonio

Esta misma tarde, la familia de Primo de Rivera había solicitado al abad del Valle de los Caídos y a la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid, exhumar los restos de José Antonio Primo de Rivera, antes de que el Valle se convierta en cementerio civil con la nueva Ley de Memoria Democrática –que se aprobó definivamente en el Senado la semana pasada–, según ha anunciado en un comunicado el duque de Primo de Rivera, Fernando Primo de Rivera, representante de la familia.

Asimismo, también ha solicitado las licencias correspondientes al Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial. Una vez obtenida la autorización solicitada, los restos serán depositados en el lugar que la familia ha decidido cumpliendo así la voluntad manifestada en su testamento por Jose Antonio Primo de Rivera, en cuya cláusula establece: «Deseo ser enterrado conforme al rito de la religión Católica, Apostólica, Romana, que profeso, en tierra bendita y bajo el amparo de la Santa Cruz», indica el comunicado.