España | Tribunales

Las asociaciones judiciales quieren tener voz en la reforma de la ley

AJFV y FJI proponen un sistema de elección de vocales judiciales del CGPJ directa, proporcional y con voto cualificado y APM, listas de asociaciones en las que puedan entrar candidatos no asociados

Reunión CGPJ.

Pleno del Consejo General del Poder Judicial.

Las asociaciones judiciales consideran que PSOE y Partido Popular deberían contar con su criterio y sus propuestas en la reforma de la Ley del Poder Judicial que ven inevitable para cumplir con los criterios de la Unión Europea, que insta a que los 12 vocales judiciales del Consejo General del Poder Judicial sean elegidos por jueces, entre jueces.

En la negociación incipiente entre Gobierno y Partido Popular para conseguir desbloquear por fin el órgano de gobierno de los jueces -que lleva caducado desde diciembre de 2018 por la falta de acuerdo político, lo que ha provocado la dimisión de su presidente Carlos Lesmes– Pedro Sánchez y su equipo tienen claro que no están dispuestos a cambiar el actual sistema de elección de los miembros del consejo de jueces.

¿En qué consiste el actual sistema?

En este momento, Congreso y Senado eligen directamente a los ocho miembros del consejo no jueces (juristas de reconocida competencia) y seleccionan a otros 12, los jueces, de una lista cerrada presentada por la carrera judicial a las Cámaras. Para entrar en dicha lista los candidatos únicamente necesitan recabar 25 avales de sus compañeros de carrera o de una asociación judicial. La lista con la que se cuenta desde 2018 para la renovación, que ha saltado por los aires hasta en cuatro ocasiones, incluye a 51 candidatos jueces.

El Gobierno defiende que este sistema de elección por parte de Congreso y Senado de todos los vocales, saliendo los judiciales del listado de la carrera presentado a las Cortes, es el más democrático. Sin embargo, las propias asociaciones lo califican de «paripé» al exigirse tan pocos avales y la Comisión Europea insiste en sus informes anuales sobre el Estado de Derecho que éste debe cambiar para que los jueces sean elegidos entre ellos. El Partido Popular asegura que cambiará el sistema si gobierna pero en las ocasiones que ha tenido mayoría absoluta al frente del Gobierno no lo ha hecho, pues esta forma de elección lleva vigente desde 1985.

Los candidatos menos politizados

Previsiblemente, la renovación del CGPJ que resulte de la negociación que acaban de iniciar Gobierno y PP «ya en serio», como afirmó el ministro de Presidencia Félix Bolaños después de la reunión de este lunes entre Sánchez y el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, se hará con el actual sistema de elección. Como mucho, fuentes próximas a los encuentros entre los políticos atisban que las dos partes podrían buscar soluciones intermedias, como por ejemplo elegir en el cupo de vocales judiciales a los candidatos de la lista abierta que no tengan vinculación con ningún partido político y sí una amplia experiencia (más de 25 años de carrera). El PP busca un compromiso escrito por parte del Gobierno socialista para cambiar más adelante el sistema de elección pero Sánchez se resiste.

En este contexto, y como cada vez que los partidos políticos han puesto el asunto encima de la mesa, las asociaciones judiciales reclaman tener voz y contar sus propuestas a los partidos políticos. Esperan que PSOE y PP les pidan opinión si abordan una reforma del sistema de elección de jueces.

Las propuestas

La Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV) -segunda con mayor representación de la carrera- y Foro Judicial Independiente (FJI), que representan entre las dos a unos 1.100 jueces y magistrados en activo, propusieron el pasado verano un sistema de elección de los 12 vocales judiciales del órgano de gobierno de los jueces directo, proporcional y con voto cualificado.

Plantearon que miembros de la carrera judicial en activo elijan a los vocales jueces de la siguiente manera: cada elector votaría a un máximo de seis candidatos que previamente hubieran obtenido los avales estipulados. Se asignarían más puntos al primer candidato que vote cada elector, después al segundo, al tercero, y así sucesivamente. De esta manera, las asociaciones defienden que se garantizaría la pluralidad y la asociación mayoritaria no tendría una representación desproporcionada frente a otras, que es la principal pega que plantean los partidos políticos a los sistemas de elección en el que intervengan las asociaciones judiciales.

Podrían presentar candidaturas todas las asociaciones, pero también agrupaciones de electores y jueces a título particular que lograsen los avales fijados «en un número que no imposibilite de lleno la presentación de quienes legítimamente quieran aspirar a ser elegidos vocales», informaron.

Las candidaturas completas deberían tener, como mínimo, un candidato de la categoría de magistrado del Tribunal Supremo, un candidato de la categoría de magistrado y un candidato de la categoría de juez. Hicieron simulaciones de votos para demostrar la pluralidad que se conseguiría por medio de este sistema.

Por su parte, la asociación mayoritaria de la carrera, Asociación Profesional de la Magistratura (APM), apuesta por un sistema en el que las asociaciones presenten las listas pero que éstas también estén abiertas a no asociados. Consideran que la valía y trayectoria de los candidatos acabaría contando más que la disciplina asociativa para escoger los mejores perfiles.

La asociación Juezas y Jueces para la Democracia defiende el actual sistema de elección de todos los vocales por parte de las Cortes partiendo de una lista presentada por la carrera judicial conseguida con avales o respaldo de asociaciones. Consideran, igual que el Gobierno, que el sistema más democrático y que mejor garantiza la independencia del Poder Judicial.

Te puede interesar

Comentar ()