España | Tribunales

La mayoría de vocales del CGPJ opta por Rafael Mozo para sustituir a Lesmes

En la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), mayoritaria de la carrera judicial, ven lógico que el vocal de mayor edad ocupe la presidencia del órgano de gobierno de los jueces de forma interina

El vocal progresista del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Rafael Mozo Muelas tiene muchas posibilidades de recibir el apoyo del resto de miembros del órgano de gobierno de los jueces para convertirse en el sustituto de Carlos Lesmes como presidente.

Antes de presentar su renuncia, Lesmes trató de dejar atada su sustitución para que fuera el vicepresidente interino del Tribunal Supremo, Francisco Marín Castán, quien asumiera la presidencia tanto del consejo de jueces como del Supremo. Para ello, presentó a los vocales un informe del Gabinete Técnico al frente del que se encuentra el letrado Eduardo Fontán en el que se concluía que la asunción de la presidencia por parte de Marín debe ser «automática» y sin «necesidad de acuerdo alguno», con lo que se impediría una bicefalia en la presidencia de los dos órganos. La solución -que respaldó la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo- no convenció ni a los vocales conservadores ni a los progresistas, quienes consideran que son ellos los que tienen que dar una solución colegiada.

Mozo es el vocal más antiguo del órgano, y de ahí que sus compañeros del bloque progresista consideren que debe ser él quien sustituya a Lesmes en su función como presidente del CGPJ. Precisamente ellos han propuesto debatir el asunto en el pleno de este jueves, donde también está previsto abordar la negociación del nombramiento de los magistrados del Tribunal Constitucional (TC) que corresponde al consejo, atascada y parece que continuará así también esta semana.

Los vocales conservadores instan a ir por partes. En primer lugar, resolver la cuestión de la sustitución de Lesmes y, después, retomar la negociación para nombrar a los magistrados del TC a la que están obligados por la segunda reforma de la Ley del Poder Judicial impulsada por el PSOE si es que antes Gobierno y Partido Popular no han llegado a un acuerdo para desbloquear el órgano.

El bloque mayoritario del Consejo recibió con desagrado que Lesmes indicara cómo se le debe reemplazar porque consideran que debe ser una decisión de todos los vocales reunidos y se sienten muy capaces de resolver la situación. Estarían dispuestos a apoyar que Mozo sea el sustituto de Lesmes y para ello, según trasladaron a El Independiente, estarían negociando algunos aspectos con él. Entre ellos, la renovación de órganos técnicos, el control de la comunicación del órgano o la sustitución de personal interino. Si consiguen alcanzar un pacto, el bloque mayoritario se uniría al progresista para pactar una solución por la que Mozo sería el nuevo presidente del CGPJ. En su momento, precisamente él fue uno de los vocales progresistas que se unió a los conservadores para sacar adelante con una amplia mayoría las últimas designaciones de la cúpula judicial antes de que entrara en vigor la primera reforma de la Ley del Poder Judicial que impulsaron PSOE y Podemos, que limitó sus funciones de nombrar. El vocal consideró, contra el criterio del entonces ministro socialista de Justicia Juan Carlos Campo, que era su responsabilidad realizar los nombramientos.

La visión de las asociaciones judiciales

En la asociación mayoritaria de jueces, Asociación Profesional de la Magistratura (APM), tampoco se recibió con buenos ojos que Lesmes aportara un informe del Gabinete Técnico en el que se indicaba cómo sustituirle. Un gabinete que en 2019, además, llegó a una conclusión contraria. La presidenta de dicha asociación, María Jesús del Barco, destaca en conversación con este diario que la solución de Rafael Mozo al frente del CGPJ sería interina, a la espera de la esperada renovación entre Gobierno y PP, y ya le ha sustituido en diversos actos cuando el hasta ahora presidente no ha estado presente. Tampoco le pareció procedente que Lesmes dejara dicho cómo había que proceder tras su renuncia.

En la segunda asociación más numerosa de la carrera judicial, Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV) ven que la dimisión de Lesmes y la apertura del proceso para sustituirle ahonda en el desprestigio de la institución. Sergio Oliva, magistrado y miembro del Comité Nacional, considera en conversación con este medio que la bicefalia que previsiblemente resultará del pleno del próximo jueves supone una «anomalía absoluta» que sólo se puede corregir «procediendo a la renovación del CGPJ» por parte de los principales partidos del Congreso, así como reformando el sistema de elección de los vocales para que sean los jueces quienes elijan a los 12 vocales judiciales del órgano.

Te puede interesar

Comentar ()