España Tensión parlamentaria

Vox azuza la polémica con Montero y asegura que Toscano recibió "gritos" y "no lloró"

El Grupo Vox en las Cortes ha presumido de "superioridad moral y cualitativa" frente a la izquierda | El diputado Víctor Sánchez del Real ha recalcado que Toscano, que ayer increpó a Montero, tiene "más hombría y coraje" que el bloque progresista

El diputado de Vox, Víctor Manuel Sánchez del Real, interviene durante una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados

El diputado de Vox, Víctor Manuel Sánchez del Real, interviene durante una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados EP

Lejos de apaciguar la polémica generada al borde del cierre de la tercera sesión parlamentaria de Presupuestos Generales del Estado (PGE), Vox continúa la carga contra la ministra de Igualdad, Irene Montero, a cuenta de la Ley de Garantía Integral de Libertad Sexual; coloquialmente denominada del ‘solo sí es sí’. Asimismo, por la actividad general desarrollada por su ministerio, el cuál los de Santiago Abascal combaten firmemente por compromiso ideológico y para derogar las «leyes de género» que consideran dañinas para la igualdad entre hombres y mujeres.

Este miércoles, después de la defensa de Montero de las partidas de Presupuestos destinadas a sus competencias, la diputada de Vox Carla Toscano acusaba a la ‘segunda’ del partido morado de ser una «libertadora de violadores», a raíz de la rebaja de penas de prisión que la reforma del Código Penal emprendida por el Gobierno ha supuesto para los condenados por delitos sexuales, al unificar los delitos de abuso y agresión sexual. Algo dado por la ampliación de la horquilla en cuanto a penas se refiere. De seis a doce, a de cuatro a doce años. De igual manera, Toscano apuntaba, con afán de desprestigiar a la ministra que «su único mérito es haber estudiado en profundidad a Pablo Iglesias», el exsecretario general de Podemos.

En la reanudación del pleno este jueves, que finalizará con la votación de las distintas secciones de los Presupuestos, el diputado ultraconservador Onofre Miralles, sustituto de Macarena Olona en las Cortes, ha sacado pecho de la actuación de su compañera de partido horas antes. «Somos superiores moralmente», ha mencionado Miralles desde la tribuna de oradores. Sumando a ello, la segunda polémica del día precedida por las acusaciones de «corrupta» de Unidas Podemos, BNG o la CUP a la Corona. Algo que a Presidencia de las Cortes, no le ha gustado. De hecho, ha pedido rebajar el tono después de lo ocurrido a última hora de la tarde de ayer.

Vox, presente ya en el momento de esa advertencia, ha rehusado de cualquier responsabilidad. Miralles no se ha limitado a esa reflexión relacionada con la moralidad. Lo ha ampliado. «Somos superiores cualitativamente. Al ‘zurderío’ se le combate de cara», ha expresado apelando a la tibieza política, en una indirecta claramente dirigida al Partido Popular (PP). Ello ha ocasionado los aplausos de los escaños ocupados por el Grupo Vox. También de la propia Toscano, que asentía cada palabra del granadino.

El testigo de Miralles lo ha cogido el diputado por Badajoz Víctor Sánchez del Real. Éste ha fijado el foco en los dos miembros de Unidas Podemos que conforman la Mesa del Congreso, Gerardo Pisarello, de los ‘comunes’, y el diputado por Murcia Javier Sánchez Serna. A los dos les ha acusado de jalear y gritar a Toscano, también portavoz del partido en la Comisión de seguimiento del Pacto de Estado contra la Violencia de Género. «Gritaron a una mujer que no lloró, porque tiene más hombría, más valentía y más coraje que toda la Mesa y que todos los diputados zurdos», ha dicho Sánchez del Real, aludiendo a la emoción de Montero en el momento de cruce de reproches que se dio en el Congreso. Al igual que con Miralles, esta intervención también se ha ganado el jaleo de Vox.

Abascal, que anoche protagonizó una entrevista en ToroTV, ha no se ha pronunciado con una declaración sobre los insultos de Toscano a Montero. Pero sí lo ha hecho a través de su perfil de Twitter. En él, cuestionó la «piel tan fina» del Ejecutivo, que va «de la mano de los filoterroristas» y «sueltan violadores». «¡Qué piel más fina y qué cara más dura!», añadía.

Montero señala la «impunidad» de la derecha

La propia Montero, a su llegada al hemiciclo, ha asegurado estar «muy preocupada por el nivel de violencia» e «insultos» que se está dando. «Ayer se pasaron unos límites» en «consecuencia de que en los últimos días se estaban sobrepasando desde muchos sectores con una campaña de desinformación», ha añadido la ministra. Considera que el feminismo tiene «todo el derecho de estar» en la cámara baja para «defender un país mejer». Montero cree que «hay que dejar de naturalizar y blanquear la violencia política y los ataques personales», porque «no forman parte del juego democrático». Y señala directamente al bloque de derecha, a excepción de Ciudadanos (Cs), que le ha transmitido su apoyo. «Ayer Toscano pasó los límites porque vio que podía hacer esas declaraciones con impunidad. Pero las han hecho de manera similar muchas veces Ayuso y otros dirigentes del PP», ha afirmado la titular de Igualdad.

El rechazo político no se ha limitado exclusivamente a la izquierda. Además de Cs, la diputada Ana Oramas, de Coalición Canaria, que abandonará próximamente el Congreso para dedicarse a la política regional, ha condenado «la infamia» cometida ayer en la cámara. «Se traspasó una línea roja», algo que «no puede volver a ocurrir», ha reprochado Oramas. «Ustedes tampoco son las ‘mujeres de’. Y las estamos defendiendo». Hay que «cerrar filas para que esto no vuelva a ocurrir», ha mencionado la canaria.

De momento, Unidas Podemos ha movido entre distintos grupos parlamentarios de carácter «progresista» un escrito de condena por lo sucedido ayer en las Cortes y de repulsa por «violencia política» en el Parlamento. Está previsto que sea presentado en la Mesa del Congreso. Entre los destinatarios está EH Bildu y Compromís, que respaldarán este documento. El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha apelado a la Mesa a tomar medidas, por lo que se prevé que también se muestre favorable a esta carta. Para el republicano, Montero no solo es víctima de violencia machista, también de clase.

Vista la polémica, Toscano ha seguido abonando el terreno haciendo gala de la ironía. A través de Twitter, ha indicado que le gustaría «disculparse» por la intervención de ayer. «Nadie debería poner en duda que la señora ministra tiene una excelente preparación. Se comprueba en su defensa de la pederasta, la excarcelación de violadores, el aumento de los ataques a mujeres y todo sus grandes éxitos», ha esgrimido la diputada.

Te puede interesar

Comentar ()