España Debate de Presupuestos

Podemos, BNG y la CUP tachan de "corrupta" a la Corona: "Forma parte de su ADN"

Los tres portavoces de izquierda han sido llamados al orden por el presidente suplente del Congreso durante el pleno que debate las partidas presupuestarias del próximo año para instituciones como la Monarquía

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, interviene durante una sesión plenaria en el Congreso

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, interviene durante una sesión plenaria en el Congreso EP

Cuarta y última jornada de Presupuestos en el Congreso de los Diputados. Después de un cierre de sesión copado por los duros reproches de Vox a la ministra de Igualdad Irene Montero, el inicio de la sesión ha estado protagonizado por las críticas del independentismo y del Grupo Confederal de Unidas Podemos a la monarquía. Ellas, suscitadas en pleno debate sobre las partidas destinadas a instituciones del estado como la Corona.

El primero en abrir la lata ha sido el portavoz del Bloque Nacionalista Gallego (BNG), Néstor Rego. El diputado gallego ponía sobre la mesa la sugerencia de avanzar hacia un régimen republicano y «democrático», y atribuía el calificativo de «corrupta» a la Casa Real. Ello, tachando a la jefatura del Estado de «anacrónica». Alfonso Rodríguez, presidente suplente del Congreso, le ha llamado al orden, solicitando que expusiera su intervención sin entrar en descalificaciones. Y ha resaltado que éstas no constarían en el diario de sesiones. Pese a todo, Rego ha proseguido en varias ocasiones, lo que ha llevado al segundo aviso de Presidencia, y a la advertencia de retirarle el turno de palabra. Rego, ha optado por repetir esos adjetivos en gallego, y abandonar la tribuna.

El guante de Rego lo ha recogido la CUP y su coportavoz Mireia Vehí. Al abordarse también en la cuestión a los órganos judiciales como, entre otros, el Tribunal de Cuentas, Vehí ha pasado ha utilizar términos como «fascismo» o «posfascismo» en referencia a los altos tribunales y relacionándolo con el procés. Sobre el rey emérito, la diputada catalana ha apelado a las diversas publicaciones sobre «la corrupción de la monarquía probada por el Tribunal Supremo». Tras ello, ha distinguido entre una mayoría parlamentaria «progresista» y otra que impide abordar cuestiones de «Estado» conformada por PSOE, PP y Vox.

Posteriormente ha llegado el turno de Jaume Asens, portavoz de Unidas Podemos. Ha iniciado la intervención mostrando su rechazo por los «insultos» a Montero, para, después abordar la «necesidad de elegir» el jefe del Estado: «lo aceptamos, porque somos demócratas, pero no nos gusta». Asens, no obstante, ha aprovechado para indicar a Rodríguez que interpelar a un organismo no va contra el derecho al honor. «A estas alturas es un hecho que la corrupción va en el AND de la monarquía, y ello corrompe la democracia», ha aseverado. Rodríguez, tras ello, ha pedido sosiego y sensatez, «sin tener que ofender a las instituciones o entidades del estado», según el artículo 103.1 del reglamento.

Asens ha mencionado que «ayer desde Presidencia no se hizo nada» ante los insultos a Montero, y «hoy se está coactando la libertad de expresión de las fuerzas de la izquierda».

Desde la derecha, el diputado Vicente Tirado, del PP, ha agradecido a presidencia llamar al orden al independentismo. «El verdadero problema es el Gobierno, que mientras unos aplaudían -los insultos- ellos callaban». En ese sentido, ha cuestionado las prácticas del Ejecutivo y el trato favorable con el independentismo, con «indultos», «pactos», o con «la sedición», cuyo inicio de tramitación para derogarla se debate hoy.

Te puede interesar

Comentar ()