España

El PP peleará en el Constitucional las reformas de malversación, sedición y del CGPJ

La secretaria general del Partido Popular, Cuca Gamarra.

La secretaria general del Partido Popular, Cuca Gamarra. EUROPA PRESS

La portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cuca Gamarra, ha anunciado que el PP llevará al Tribunal Constitucional un recurso de amparo ante «el atropello del poder legislativo» por usar la proposición de ley y la vía de la enmienda para «saltarse todos los controles de legalidad», como «primera medida de acción» ante las reformas planteadas por el Gobierno en el Código Penal y en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Así lo ha manifestado en una rueda de prensa, en la que ha explicado que Sánchez busca utilizar la vía de enmienda para «llevar a cabo reformas que no pueden usar esa vía». Por lo tanto, ha añadido que lo presentarán «de manera urgente y en cuanto sea posible».

Además, ha afirmado que exigirán la comparecencia en el Parlamento de Sánchez porque «está escondido» y para que «dé la cara antes los españoles a los que mintió».

Así, Gamarra ha acusado al Gobierno de «acelerarse en un autoritarismo sin precedentes». «La derogación del delito de sedición, el abaratamiento de la corrupción, y las reformas del poder judicial al margen del propio poder para colonizarlo y controlar el TC no tienen parangón en nuestra democracia».

«Sin duda alguna, desde uno de los poderes se está perpetrando los ataques al propio Estado de Derecho, a los contrapesos que deben existir en democracia entre poderes y a la propia de separación de poderes, adentrándonos en una absoluta deriva autoritaria», ha lamentado.

Sobre la moción de censura planteada por Vox ayer, y apoyada por Ciudadanos, la portavoz del PP ha aclarado que «las urnas son la moción de censura a Sánchez. «No estamos para dar oxigeno a Sánchez, sino para concederle a España un alternativa que merecen los españoles», ha añadido al respecto.

A su juicio, Sánchez tiene un objetivo de autoritarismo: «tener máximo poderes con mininos controles». Así, ha afirmado que todo ello hace que los máximos beneficiados del Código Penal sean «sus socios», con una reforma «a la carta» y quedando «al margen de la ley».

Te puede interesar

Comentar ()