España

Moncloa entierra su promesa de celebrar la Reunión de Alto Nivel con Marruecos antes de finales de 2022

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, durante la sesión de control del Gobierno celebrada este miércoles en el Congreso en Madrid. EFE

A pesar de la total sintonía que exhibe el Gobierno español con Marruecos, hasta el extremo de defender la controvertida actuación de la gendarmería en la matanza de Melilla, la Reunión de Alto Nivel entre ambos países no se celebrará antes de finales de 2022, tal y como había prometido el Ejecutivo en septiembre.

«El ministro ya se refirió a la RAN en el contexto del foro regional de la Unión por el Mediterráneo», replican vagamente desde el ministerio de Asuntos Exteriores a El Independiente, en la línea ya habitual de no responder a lo que se solicita desde este diario.

La RAN entre España y Marruecos no se organiza desde 2015. El ministro de Exteriores, el socialista José Manuel Albares, declaró públicamente su deseo de que tuviera lugar a lo largo de noviembre y «antes de finales de este año», unas fechas que han quedado completamente descartadas, pese al buen momento de las relaciones bilaterales tras el histórico cambio de posición de Pedro Sánchez en el contencioso del Sáhara Occidental.

Agendas «especialmente cargadas»

Albares ha excusado este notable incumplimiento a las «especialmente cargadas» agendas del presidente Pedro Sánchez y del rey Mohamed VI. En el caso del monarca alauí, la realidad es que se halla desconectado de los asuntos diarios del reino, con una prolongada estancia en París. «Estamos hablando de una cumbre que no se celebra hace siete años, que tiene una gran complejidad por el gran número de ministros involucrados por la parte española y la marroquí, en un momento en que las agendas internacionales, tanto del presidente del Gobierno como el rey de Marruecos, están especialmente cargadas por la realidad internacional», alegó el socialista.

En octubre Rabat, en su enésimo ejercicio de comunicación unilateral, ya advirtió de que sería imposible cumplir con la reunión antes de finales de este año. Las fechas que ahora se manejan coinciden con los postulados marroquíes: finales de enero o principios de febrero. Según Albares, ambas partes se hallan «cruzando fechas», sin haber logrado avances en semanas.

La propia organización de la RAN proyecta una imagen pública de seguidismo español a Rabat, una vez más en un año marcado por la filtración de la carta de Pedro Sánchez a Mohamed VI y la defensa cerrada de Marruecos que protagonizan Fernando Grande-Marlaska o el propio Albares.

«El primer esfuerzo es poner en marcha todos los grupos de trabajo que indica la declaración marroquí. En estos momentos, todos ellos están funcionando, todos ellos se han reunido y muchos de ellos están dando frutos muy concretos. Por lo tanto, es cuestión de tiempo encontrar una fecha para que se celebre la Reunión de Alto Nivel», manifestó esperanzado Albares.

Las fechas que ahora se manejan coinciden con los postulados marroquíes: finales de enero o principios de febrero

La RAN, en la que el Gobierno canario quiere tener una presencia directa, deberá abordar, entre otras cuestiones, la instalación de aduanas en las fronteras entre Marruecos y las ciudades autónomas españolas de Ceuta y Melilla y la delimitación de la frontera marítima en la fachada atlántica entre Canarias y Marruecos.

En septiembre el ministro de Asuntos Exteriores José Manuel Albares anunció la inminente celebración de la reunión desde Nueva York. «La Reunión de Alto Nivel entre España y Marruecos constituye un encuentro transcendental para el desarrollo de las profundas y densas relaciones de amistad y cooperación que existen entre dos socios estratégicos como lo son España y Marruecos», explicaron desde La Moncloa en diciembre de 2020 cuando se aplazó la reunión alegando la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

Siete años sin celebrarse

Tras ese aplazamiento, se produjo la llegada a España por razones médicas del Frente Polisario, Brahim Ghali, y la ruptura de relaciones, con una grave crisis migratoria de por medio. Los lazos fueron restablecidos el pasado marzo tras el giro copernicano de España en el litigio saharaui. Aunque no se han hecho públicos más detalles, la Reunión de Alto Nivel supondrá un desembarco de ministros de ambos lados y la firma de una serie de memorandos de entendimiento.

La última RAN celebrada hasta la fecha tuvo lugar en Madrid el 5 de junio de 2015, con Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. Se trata del lapso de tiempo más prolongado sin celebrarse este acto desde que fueran instauradas en 1993 bajo la presidencia de Felipe González.

Te puede interesar

Comentar ()