España | País Vasco

Euskadi ultima para enero la apertura en París de su sexta 'embajada' en el exterior

Las oficinas de su sede están siendo acondicionadas ya con material de oficina para seguir los pasos de las delegaciones de New York, Bélgica, México, Buenos Aires y Santiago de Chile.

El lehendakari Iñigo Urkullu junto a la Secretaria de Asuntos exteriores francesa, Anne-Marie Descotés. IREKIA

Sólo restan los últimos detalles. La compra del material de oficina ya está cerrado y la previsión es que a comienzos del próximo año se ponga en marcha. París será la sexta ‘embajada’ de Euskadi en el extranjero. El Ejecutivo de Urkullu aprobó su creación con el fin de mejorar el posicionamiento internacional de su marcha “Euskadi Basque Country” dentro de la estrategia de internacionalización que tiene proyectada hasta 2025. La nueva sede, que representará al País Vasco en Francia, está ubicada en la Rue des Mathurins, 39, un céntrico inmueble próximo a los Campos Elíseos. No se trata de un edificio en propiedad sino en alquiler y que ya se está siendo acondicionado. Estará dirigido por Arantza López de Munain, a la que el Gobierno vasco ya presentó el pasado 26 de octubre a representantes del Ejecutivo francés.

La cita del lehendakari con la secretaria general del Ministerio para Europa y Asuntos Exteriores de Francia, Anne-Marie Descotés, tuvo lugar coincidiendo con la presentación de la próxima edición del Tour de Francia que partirá de Euskadi. El acto sirvió de puesta de largo de la ‘embajada’ vasca en la capital gala que se sumará a las que ya funcionan en Bruselas, New York, México DF, Buenos Aires y Santiago de Chile.

Sede de la ‘embajada’ de Euskadi en la calle Rue des Mathuring, 39 de París.

Históricamente el Gobierno vasco había intentado recuperar el palacio de la Avenida Marceau, en la que residió la sede del Ejecutivo en el exilio tras la Guerra Civil española. Fue ahí donde entre 1937 y 1940 y 1944 a 1951 se instaló el Gobierno que encabezó José Antonio Agirre. Posteriormente el inmueble pasó a manos del Gobierno español en el que hoy ha instalado la sede del Instituto Cervantes en París.

Internacionalización

La nueva delegación vasca que desde enero se quiere poner en marcha se convertirá en un punto clave en la política exterior que quiere impulsar el Gobierno de Urkullu y el PNV. Precisamente este lunes la formación que preside Andoni Ortuzar dio a conocer un nuevo documento de trabajo para los próximos años en el que el desarrollo de un nuevo y más ambicioso “programa de internacionalización política e institucional” se sitúa como una de las prioridades. El PNV quiere reforzar las relaciones con otros países y actores “para tejer nuevas alianzas y propiciar que Euskadi se desenvuelva con solvencia en el área global”.

Para Urkullu, la presencia en París adquiere una relevancia importante y responde “a un reto de país», según apuntó en un acto celebrado en la capital francesa en octubre. Destacó que en el País Vasco muchos agentes sociales y económicos desean contar con una presencia «internacional activa y constructiva». Recordó que Euskadi y París comparten “una relación histórica, económica, social y cultural”: “’Bailamos juntos a los dos lados de los Pirineos’, en palabras de Voltaire».

Francia es actualmente un país clave para la economía vasca. Tras Alemania, es el principal mercado de las empresas vascas con un volumen de exportación superior a los 3.330 millones de euros al año. Hace ahora un año, el 28 de diciembre de 2021, se aprobó el decreto por el cual se autorizaba la creación de la nueva ‘embajada’. Se convierte así en una herramienta más en la presencia internacional del País Vasco en Francia y que se suma a la participación con la que ya cuenta el Gobierno vasco en foros como la Eurorregión de Nueva Aquitania-Euskadi-Navarra o redes como la Comunidad de Trabajo de los Pirineos. A todos ello se suma una numerosa red de centros de colectividades vascas dispersas por el país y que cuenta con cinco ‘Euskal Etxeak’ o centros vascos que cuentan con financiación de la Administración vasca.  

19 mesas, 45 sillas y armarios

La nueva sede está ubicada en el distrito 8 de París, muy próximo a la iglesia de la Madeleine. De la inminente apertura del centro da muestra el contrato de adquisición de material de oficina que recientemente ha aprobado la Administración vasca por un valor de algo más de 75.000 euros. Está previsto que seis personas trabajen en esta nueva ‘embajada’. El contrato de adquisición de material incluye 19 mesas, 45 sillas y numerosos armarios con los que se pueda comenzar a trabajar.

Inicialmente el cometido que priorizará será la promoción de intereses multisectoriales, la relación con las colectividades vascas en Francia y la cooperación al desarrollo. Actuará como intermediaria en la relación con las instituciones francesas, tanto locales como nacionales, para la promoción de visitas, encuentros, intercambios o el establecimiento de vínculos empresariales, económicos o sociales. Además, se prevé entre sus funciones la difusión de “las manifestaciones culturales existentes en Euskadi”, así como la singularidad de las tradiciones vascas y del euskera “que será objeto de especial cuidado” para su promoción y difusión.

Te puede interesar

Comentar ()