El informe médico forense concluye que no es conveniente que el expresidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán entre en la cárcel para cumplir la condena de seis años de cárcel por el ‘caso ERE’, debido al cáncer de próstata que padece.

En el informe la forense señala que los posibles efectos secundarios en el tratamiento hormonal y de radioterapia, así como las frecuentes revisiones a las que va a ser sometido, «parecen poco compatibles con la dinámica carcelaria» y con la vida en prisión.

Ha indicado que el diagnóstico de cáncer produce un derrumbe psíquico en la persona y que el ingreso en la cárcel «no ayuda» a afrontar una enfermedad de esta entidad.

Este informe se ha realizado a petición de la defensa de Griñán, que pidió la suspensión de la entrada en prisión del expresidente por el diagnóstico reciente del cáncer. 

Tres días

La Audiencia Provincial de Sevilla ha dado un plazo de tres días a la Fiscalía y al PP para que se pronuncien sobre el ingreso en prisión de José Antonio Griñán.

La Sección Primera de la Audiencia de Sevilla ha trasladado a la Fiscalía Anticorrupción y al PP el informe forense elaborado por el Instituto de Medicina Legal (IML) sobre la enfermedad grave sobrevenida esgrimida por el expresidente socialista, condenado a seis años y dos días de cárcel por malversación en el mecanismo de financiación de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos, en demanda de la suspensión de su ingreso en prisión.

En una providencia emitida este mismo lunes, difundida por la Oficina de Comunicación del TSJA y recogida por Europa Press, la Sección Primera de la Audiencia da traslado de dicho informe forense a la Fiscalía y el PP, habilitando un plazo de «tres días» para que tales partes se pronuncien sobre la petición del expresidente andaluz de suspender su entrada en prisión por dicha enfermedad grave sobrevenida, en concreto un cáncer de próstata.