España

Feijóo: "En ningún lugar donde gobierne el PP se coaccionará a una mujer para que no aborte"

Mañueco envía una carta a Sánchez en la que le exige que sus actuaciones se basen en "la realidad de los hechos y no en falsedades prolongadas en el tiempo"

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo.

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo. EFE

«Ni en Castilla y León ni en ningún lugar donde gobierne el PP se puede coaccionar a una mujer que decida poner fin a su embarazo según la ley vigente. No hay ningún gobierno el PP que coaccione a nadie, al contrario». Así de tajante se ha mostrado el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, en una entrevista al programa 120 minutos de Telemadrid. De este modo ha roto su silencio sobre el asunto que lleva cinco días enfrentando al Gobierno de coalición de Castilla y León y creado una pista de aterrizaje para que el Ejecutivo de Pedro Sánchez advierta de un recurso de inconstitucionalidad si se toca en algo el ejercicio del derecho al aborto.

Defiende Feijóo que el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, «lo ha dicho de forma clara y explicita» frente al «burdo intento de manipulación de un gobierno que ha pasado a la historia por desproteger a las mujeres con la ley del ‘sí es sí'». Insiste en que no se va a modificar el protocolo de atención a la mujer embarazada, ni por tanto «coaccionar a ninguna mujer que quiere interrumpir su embarazo». Lo demás «es de un gobierno que tiene muchos problemas y busca noticias y problemas inexistentes en otra comunidad».

Califica de «burdo intento de manipulación» la actuación de Moncloa

Dice no entender que Moncloa haga un requerimiento respecto a una «resolución que no se ha producido, que es gaseoso, sobre supuestos de noticias y de comentarios en una rueda de prensa cuando el presidente de la comunidad insiste en que no hay nada». «Cuando el Gobierno se convierte en un agente electoral -ha agregado- entramos en una variante que me preocupa». En este sentido ha subrayado la diferencia de trato que Moncloa aplica a los territorios según quien gobierne puesto que a los ejecutivos independentistas se les permite incluso «cambiar el Código Penal» para derogar la sedición y rebajar la malversación.

Respecto a Vox tampoco ha ahorrado en críticas. Ha querio dejar claro que quien manda en una Comunidad «es el presidente y lo que digan los demás es una tertulia». Asimismo las competencias las tiene el consejero de Sanidad «el resto de los planteamientos no tienen interés porque carecen de competencias» en la materia. No ha querido especular respecto a cuál puede ser la estrategia de Vox, pero tiene claro que «este debate le va bien al gobierno».

Del mismo modo, y ante la pregunta directa de si se abre la puerta a una repetición electoral en Castilla y León, ha dicho ser muy respetuoso con los presidentes autonómicos, recordando que esa es materia corresponde a Fernández Mañueco.

Precisamente, Mañueco, hizo ayer una declaración institucional negando la puesta en marcha de ningún protocolo que afecte a las mujeres que quieren poner fin a su embarazo. Dijo, en este sentido, que no admitiría ninguna medida «coercitiva» y que, simplemente, se ampliaba la cartera de prestaciones a la embarazadas. Hoy ha escrito una carta a Sánchez «para lamentar que su Gobierno haya decidido combatir con inusitada dureza un conflicto irreal y haya anunciado el envío de un requerimiento sobre un cuestión ficticia».

Mañueco escribe a Sánchez para reprocharle que haga caso a «falsedades prolongadas en el tiempo»

Mañueco apela en la misiva a la lealtad constitucional y le pide que sus actuaciones se basen en «la realidad de los hechos y no en falsedades prolongadas en el tiempo». También expresa su preocupación «por las distintas decisiones, declaraciones y comunicaciones del Gobierno» respecto a las decisiones que toma el Ejecutivo regional «de acuerdo con sus competencias» y con respeto a la Constitución.

«No habrá ninguna modificación en el protocolo de interrupción del embarazo«, escribe negro sobre blanco, «por lo que le ruego abandone los esfuerzos de su gobierno en cuestiones ficticias», al tiempo que le pide al Ejecutivo central que afronte otras cuestiones como la falta de médicos en la sanidad pública» o la puesta en libertad y la rebaja de penas para los delincuentes sexuales. «Lamento su indolencia en ambos casos», reprocha.

Los compañeros de viaje del PP en el Ejecutivo castellanoleonés insisten en que dicho protocolo existe y llegan a amagar con romper el Gobierno de coalición, tal y como ha advertido el secretario general de la formación, Ignacio Garriga. «Si no se cumplen los acuerdos, tendremos que revisar si seguimos en el Gobierno», ha dicho este martes en el programa Café d’idees de TVE.

Te puede interesar

Comentar ()