La delegada del Gobierno contra la violencia de género, Victoria Rosell se ha visto envuelta nuevamente en el centro de la polémica por una queja del servicio 016.

Una usuaria de Twitter ha comunicado que durante la madrugada escribió un WhatsApp al 016 para poder ayudar a una víctima de violencia de género en estado de shock, la cual había recibido amenazas. Tras el mensaje, comenta, no obtuvo respuesta: «¿Qué medida de mierda es esta?», ha comentado.

Por su parte, la delegada del Gobierno no ha dudado en contestarle negando que eso ocurriese: Falso. El WhatsApp que escribiste a las 01.53 se contestó a las 01.59. Respuesta escrita de madrugada en 6 min. Si no estás en riesgo, lo más efectivo es la llamada al 016. Si es urgente, al 112. Crear desconfianza en los recursos de #ViolenciaMachista es una irresponsabilidad», expresaba a través de su cuenta.