Cataluña | España

28M en Barcelona: a la caza del voto indeciso

Los candidatos a la alcaldía de Barcelona durante el debate de Betevé BTV

Entre el 30% y el 40% de los electores que deben escoger al próximo alcalde de Barcelona siguen sin definir su voto a diez días de la cita con las urnas. Una bolsa de indecisos que se ha convertido en objetivo prioritario de los candidatos en liza, especialmente aquellos que se disputan la alcaldía según las encuestas: un triple empate técnico entre Ada Colau, Jaume Collboni y Xavier Trias.

"Las encuestas están muy igualadas y hay muchos indecisos, que son los que decidirán" reconocía este lunes la actual alcaldesa en Betevé. Aunque lo cierto es que Colau es la candidata que más movilizado tiene a su votante. La polarización de la campaña en Barcelona a favor y en contra del modelo Colau permite a los comunes mantener prietas las filas, con unas expectativas en torno a los 10 regidores que supondrían conservar lo ganado en 2015 y 2019.

La auténtica batalla está en la bolsa de votantes anti-Colau que Collboni y Trias se disputan a cara de perro para ser el primero en llegar a la meta. El sondeo del CIS señalaba el pasado jueves un 28% de indecisos en Barcelona, porcentaje que Imop elevaba este martes al 44% en una encuesta para El Confidencial. El fin de semana, La Vanguardia hablaba de un 30% de votantes pendientes de decidir su voto según una encuesta de Ipsos.

El ex alcalde convergente arrancó con ventaja gracias a las enormes expectativas que generó su promesa de retorno a tiempos menos convulsos en esta bolsa de votantes. Su indisimulada ocultación de las siglas de Junts busca mantener ese efecto, recabando votos no solo de la antigua CiU, sino también del electorado constitucionalista más reacio a Colau que al independentismo.

PSC confía en el sprint

Pero el reconocimiento de que abandonará la alcaldía si no es elegido, dejando el grupo municipal en manos de Junts, y el estallido del caso Laura Borràs -con la retirada del escaño a la ex presidenta del Parlament- restan credibilidad a ese discurso. a las El consenso demoscópico ya descarta la teoría de triple empate.

Collboni quiere aprovechar esas debilidades y aboga por la movilización del voto socialista con dos ideas clave: la promesa de orden en Barcelona -frente al recuerdo de los CDR independentistas azuzados por JxCat y un movimiento okupa envalentonado por Colau- y el recuerdo de los alcaldes socialistas, de Pasqual Maragall a Jordi Hereu.

Desde las filas socialistas apuntan, además que su electorado suele movilizarse en la recta final de la campaña. Las encuestas tampoco auguraban la victoria de Salvador Illa en las últimas elecciones autonómicas. "El votante socialista se está activando y su fidelidad aumenta más de 12 puntos desde el pasado mes" señalan desde el PSC.

Según el CIS, los socialistas son la segunda opción del 13% de los electores, frente al 17% que se decanta por Esquerra. Ernest Maragall asegura sentirse optimista y recuerda que ni Trias ni Collboni han derrotado nunca a Colau, como hizo él en 2019. Pero las encuestas desmienten ese optimismo.

La batalla por la cola

Si hay un candidato que apela con más insistencia que Collboni al voto útil es el popular Daniel Sirera. Los votantes que en su día dieron 9 regidores al PP en el Ayuntamiento de Barcelona se dividen entre populares, Vox, Valents y Cs. cuatro formaciones de las que solo PP y Vox aparecen ahora en las encuestas. Y con el actual reparto de espacios en Barcelona, Sirera puede tener la llave de la próxima alcaldía.

Para conseguirlo el PP confía en la debacle de Cs y el "efecto Feijóo" para recuperar el terreno perdido en Barcelona. Será el auténtico termómetro del partido en Cataluña, comunidad en la que el PP solo aspira a dos alcaldías: Badalona con Xavier García Albiol y Castelldefels con Manu Reyes. Pero errores como los candidatos excluidos tras la invasión del campo del RCD Español no ayudan a la apelación de voto útil de Sirera.

Mientras, la líder de Valents, Eva Parera le disputa su espacio a Vox, con un discurso centrado en seguridad y modelo económico. Y la ventaja que le otorgan los derechos electorales ganados hace cuatro años con la candidatura de Manuel Valls bajo el paraguas de Cs. Derechos que garantizan a Parera una presencia en los medios públicos vetada para Gonzalo del Oro, candidato de Vox.

"Tenemos muy buen retorno en la calle, la gente reconoce a Eva y nos apoyan" aseguran desde el partido, convencidos de que las encuestas no recogen su impacto porque su marca no tiene recuerdo de voto respecto a 2019 para afianzar sus cifras.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar