España

El Congreso arranca el camino para eliminar el término 'disminuido' con críticas de PNV, ERC, Junts y BNG

Vox se abstiene y arremete contra Núñez Feijóo por pactar con Sánchez la reforma del artículo 49 de la Constitución

Alberto Núñez Feijóo junto a la diputada con síndrome de Down, Mar Galcerán David Mudarra (PP)

En presencia del presidente de Cermi, Luis Cayo, el Congreso ha aprobado la toma en consideración del artículo 49 de la Constitución para eliminar la palabra 'disminuido' de la Constitución por el de persona 'con discapacidad" tras un acuerdo PSOE-PP que presentan una proposición de ley conjunta. Con 315 votos a favor y 33 abstenciones -las de Vox, que ha votado, además, en contra del trámite de urgencia- el líder del PP, que ha intervenido en nombre de su Grupo, ha afirmado que el el de hoy "es un gran día para nuestra política, sociedad y país".

Feijóo ha apelado al "principio de igualdad" y de "no discriminación de los españoles", producto de un consenso político casi inédito entre socialistas y populares. Y frente a quienes "quieren violentarla u olvidarla", ha agregado en alusión a la Carta Magna, "recurriremos al acuerdo ante una demanda justa" tras una negociación "honesta" y "sin opacidad". Además, este pacto "no produce desconcierto o indignación, sino aplauso. En lugar de debilitar la Constitución, la afianza" y ha hecho una oferta a otros pactos para que esta reforma no sea un "oasis" en mitad de la crispación y exhortado al resto de los grupos para que no aprovechen esta reforma con el objeto de incorporar otros temas de sus respectivas agendas políticas.

Ha sido el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, el que ha cerrado el debate defendiendo el texto constitucional y la primera "reforma social" del mismo. Con agradecimientos a Pedro Sánchez y otros ministerios ha celebrado el éxito de una reforma "que otorga más dignidad a nuestro país". También ha hecho una mención al Grupo Popular. "Este es el camino, entendernos en lo que es indiscutible, en cumplir la Constitución y en reformarla para mejorarla. Vinimos a hacer política para esto". "Nos gustaría -ha agregado- que fuera el primero de los grandes acuerdos que esta Cámara debe alumbrar la presente legislatura"

Apoyo de todos los grupos, salvo Vox, aunque con críticas y reivindicaciones nacionalistas para una reforma más amplia

Con anterioridad, por el PSOE ha intervenido el diputado Emilio Sáez, afectado de poliomielitis y deportista de élite en su juventud además de ex alcalde de Albacete, quien ha calificado la jornada de "histórica" porque "se hace justicia con los 4.300.000 personas que en España conviven con algún tipo de discapacidad". Saéz ha hecho mención a otras personalidades con discapacidad que han triunfado en distintos campos, del deporte, a las artes o la ciencia, incluso pasando por la sordera de Beethoven. "Asisto a este debate muy ilusionado", ha confesado.

La proposición ha recibido el apoyo de todos los Grupos Parlamentarios con la única salvedad de Vox, cuya portavoz, Lourdes Méndez, ha acusado a PP y PSOE de usar a los discapacitados "para ocultar el golpe de estado constante" y arremetido contra el líder del PP. "No entendemos como Feijóo ha podido hacer este pacto con el señor Sánchez. No lo podemos entender". El resto de los Grupos también ha ido a su libro. El diputado del PNV Mikel Legarda ha criticado la alianza PSOE-PP por producirse "sólo bajo los aspectos que ellos consideren, proponiendo a los grupos un pacto de adhesión" y no planteando debates como el reconocimiento nacional del País Vasco, por ello presentará enmiendas al texto a pesar del trámite de urgencia, que también ha criticado.

Diputados como el del BNG, Néstor Rego, ha aprovechado para defender un "proceso constituyente que dé a Galicia el derecho a decidir" y cuestionado la Monarquía. La representante de Podemos, ha apelado también a que "hay que adaptar la Carta Magna a los nuevos tiempos y lo debe votar la ciudadanía", aunque no hay ningún grupo que vaya a pedir un referéndum.

De "encorsetamiento del texto del 78" ha calificado la portavoz de Junts el texto constitucional, recordando algunas de sus anteriores propuestas de reforma de la Carta Magna y apelado a los "derechos de Cataluña". No ha faltado el capítulo victimista al afirmar que los gobiernos centrales "no cumplen nunca con Cataluña ni les dan la financiación adecuada para atender la ley de Dependencia".

Eh-Bildu, en cambio, no va a presentar enmiendas, tal como ha explicado su portavoz, Mertxe Aizpurua, "por respeto a la personas con discapacidad", y cree que un debate sobre el modelo de España "no puede hacerse en dos días aprovechando otro debate para conseguir un titular".

Reforma constitucional

Francesc-Marc Álvaro, de ERC, si bien ha centrado su intervención en el objeto de la reforma, ha criticado la metodología y lamentado que ésta se haya retrasado por "desconfianzas partidistas". "Cuando el bipartidismo se pone de acuerdo parece que nos dejan a un lado al resto de los grupos. Ha sido un bipartidismo de las lentejas, o las tomas o las dejas". Eso sí, ha dejado caer que la Constitución debe ser objeto de otras reformas a pesar de haberse "convertido en un tabú, en un debate imposible. Quieren una Constitución congelada ante los custodios de la esencias".

Se trata de la tercera reforma parcial de la Constitución. La primera de 1995, modificó el artículo 13.2 para añadir la expresión «y pasivo», de modo que consagraba el derecho de sufragio de los extranjeros comunitarios residentes en España en elecciones municipales. La segunda resultó algo más traumática. Fue en tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero en el contexto de la crisis financiera. Al contrario de lo que ocurrió con la pandemia, la UE optó entonces por una dura política de austeridad y de 'hombres de negro'. Entonces, también con el apoyo del PP, se reformó el artículo 135 de la ley fundamental, para garantizar la “estabilidad presupuestaria” y la devolución de la deuda. Por aquel entonces, Zapatero congeló las pensiones y bajó el sueldo a los funcionarios.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar

1 Comentarios

Normas ›

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. Por supuesto, todos las minorías con la cantinela de que hay de lo mío que es lo que me importa y que le den a los consensos constitucionales que son los que me pueden fastidiar el chantajito.
    Y claro, EH Bildu tan conciliador y mono, pues está en pleno proceso de blanqueamiento sonrisa profidén, Luego una vez afilados y relucientes los colmillos abrirá el tiburón las fauces, mientras que otros hagan la labor de zapa que ya ellos martirizaron de lo lindo y tienen que borrar las huellas de la masacre.