Calixto Bieito vuelve al Teatro Real con Lear, de Aribert Reimann (Berlín, 1936) que fue víctima de la programación de 2020 por los confinamientos del covid y no pudo ser reubicada en la programación hasta ahora. El paso de Bieito por el coliseo madrileño siempre es noticia, venga con polémica o por su excelencia como ocurriera con sus óperas de Carmen (2017) y El ángel de fuego (2022). Lear será la quinta ópera del director en el Real de la que se ofrecerán seis funciones entre el 26 de enero y el 7 de febrero.

Lear es la obra maestra de Aribert Reimann, basada en el drama de Shakespeare, fue estrenada en 1978 en la Ópera de Múnich y está considerada como una de las partituras operísticas más destacadas de la segunda mitad del siglo XX. Será la primera vez que se vea en España.

Lear es como una especie de Capilla Sixtina. Es una obra inabarcable”, ha destacado el Bieito. Sobre la naturaleza de la ópera que relata la decadencia de un rey y su familia, Bieito, ha destacado la importancia de la violencia. “Es un componente muy importante en toda la obra de Shakespeare, en esta obra la violencia es muy diferente de otras que he hecho. Utilizo una violencia muy, muy contenida, con un tempo muy, muy, muy lento”, asegura.

El genial dramaturgo de Miranda del Ebro se ha apoyado en la iconografía del tenebrismo y el expresionismo para dotar de más carga dramática a la ópera. “Pensé en las maderas donde sucedían todas las obras de Shakespeare en The Globe, así que creamos un espacio quemado de maderas. Un teatro que no es un teatro, es más  un palacio de madera”, reflexiona. “No sé qué es, está lleno de iconografía, de fotografía, de pintura española, está lleno de imágenes de expresionismo alemán, está lleno de histeria contemporánea”, asegura.  La estacas de madera en el escenario marcan el particular viacrucis de rey Lear. 

Bo Skovhus (El rey Lear), Ernst Alisch (Bufón)
Bo Skovhus (El rey Lear), Ernst Alisch (Bufón) Alfonso del Real

Bieito también ha destacado la importancia de todos los personajes en Lear y la complejidad que esto entraña. “Diría que es de las más complicadas. Solo hay un nivel práctico y es que necesitas todo el mundo. Todos tienen que ser solistas. Hay obras de Shakespeare donde tienes cuatro protagonistas y lo demás pueden ser o gente más joven o actores con no tanta experiencia”, este no es el caso, asegura. 

El reparto está encabezado por el barítono Bo Skovhus (El rey Lear) y la soprano Susanne Elmark (Cordelia), a ellos suman Andreas Conrad (Edmund), Ángeles Blancas (Goneril), Erika Sunnegardh (Regan) y Ernest Alish (Bufón), además del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real.

Instrumentación única

La dirección musical de Lear es de Asher Fisch, que también vuelve al Real después de dirigir Capriccio, de Richard Strauss, en 2019. Sobre el maestro recae la responsabilidad de dirigir la plantilla orquestal de esta ópera. El Real será el primer teatro del mundo en poder poner a todos los instrumentistas en el foso, ya que se incluyen siete percusionistas.