Asturias | España Cambios internos

Dimite la presidenta del PP de Asturias, primera víctima de la 'era Feijóo'

Teresa Mallada ha renunciado al liderazgo del PP asturiano, aunque seguirá como diputada en el parlamento regional | Génova quería un nuevo perfil para las elecciones autonómicas de mayo y el gesto de Mallada busca evitar la primera bicefalia interna

La presidenta del PP de Asturias, Teresa Mallada, durante un acto de campaña de Alberto Núñez Feijóo para la presidencia del PP, en Oviedo

La presidenta del PP de Asturias, Teresa Mallada, durante un acto de campaña de Alberto Núñez Feijóo para la presidencia del PP, en Oviedo EP

La presidenta del Partido Popular (PP) en Asturias, Teresa Mallada, ha renunciado a su cargo autonómico tras las desavenencias encontradas con Génova y la dirección nacional que preside Alberto Núñez Feijóo. Mallada no contaba con el respaldo de Madrid para repetir como cabeza de lista para las próximas elecciones autonómicas de mayo y era conocido que el equipo compuesto por el coordinador general Elías Bendodo y el secretario de Organización, Miguel Tellado, estaba trabajando en una candidatura alternativa. Por ello, tras medir su pulso interno y los apoyos con los que contaba dentro de la formación, Mallada ha decidido dar un paso atrás para evitar que se erija una «bicefalia» interna que acabe afectando a los resultados en la aspiración de ganar al PSOE de Adrián Barbón. Así lo ha explicado a la militancia a través de una carta.

La hasta ahora líder de los populares asturianos seguirá como portavoz y parlamentaria en la cámara regional y, según informan medios autonómicos, está previsto que se incorpore al Comité Ejecutivo Nacional de la formación. De momento, hay dos posibilidades sobre la mesa para garantizar la estabilidad de la marca en Asturias. La primera, algo que estaría descartado por ahora, es que una gestora se haga cargo de las siglas hasta la celebración de un congreso regional extraordinario que fije el nuevo rumbo y el liderazgo. La segunda, es que Génova opte por seleccionar ‘a dedo’ un nuevo presidente que se haga cargo y concurra en mayo a los comicios autonómicos, para, posteriormente, celebrar ese cónclave. Hasta esa fecha, el secretario general Álvaro Queipo estará al frente del partido por orden en el organigrama.

La anterior dirección del PP, liderada por el presidente Pablo Casado y el secretario general Teodoro García Egea, designó a Mallada candidata a las anteriores elecciones autonómicas de 2019. Un año más tarde fue designada presidenta popular a nivel regional. La ya exlíder del PP de Asturias ya venía advirtiendo que no optaría a la reelección desde septiembre. Hoy, tras conversar con Génova, ha decidido dar ese paso definitivo. «Siempre he creído que las personas debemos estar allí donde consideremos que somos más útiles para el proyecto que representamos», ha dicho Mallada en una rueda de prensa ofrecida a los medios tras hacer pública su decisión.

Mallada quiere evitar que una bicefalia interna en el PP de Asturias afecte a la organización y a los resultados futuros

«En estos momentos en el que la dirección nacional está buscando un candidato para que sea el próximo presidente del Principado, creo que lo más conveniente es que me centre en mi labor como portavoz del grupo parlamentario», ha apuntado Mallada. Y así, «facilitar» a los de Feijóo que elijan su relevo «con total autonomía». Por ello, ha indicado, posteriormente, que ha puesto su cargo en manos del dirigente gallego para abordar los cambios necesarios. «Me consta que el PP está trabajando» para mantener al PP asturiano sin presidente «el menor tiempo posible», ha anunciado la expresidenta.

El gesto de la popular deja vía libre a Feijóo y los encargados de los procesos electorales, Bendodo y Tellado, para decantarse por un perfil definitivo que sí cumpla las expectativas. Éste, por lo que ha podido saber El Independiente pretende ser experimentado en lo que a gestión económica se refiere. Entre los nombres que se manejan, cobran fuerza el expresidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Belarmino Feito; el exdelegado territorial de Mapfre Javier Soto; el presidente del Colegio de Médicos, Luis Antuña, o el eurodiputado Salvador Garriga y la exdiputada del PP Susana López Ares. El nombre del propio Queipo también coge fuerza, dado que sería el remplazo natural.

Las intención de los populares es conformar una alternativa atractiva para el electorado frente al PSOE, que ha mejorado en las últimas encuestas respecto a la pasada convocatoria. El deseo expreso de Génova es el de aunar bajo sus siglas a todo el centroderecha disperso desde que Francisco Álvarez-Cascos saliese del PP y crease Foro Asturias; y, después, con la irrupción de Ciudadanos y Vox.

Te puede interesar

Comentar ()