Castilla La Mancha | España

El PP minimiza a los díscolos de Paco Núñez: "Es gente que no encuentra su sitio"

El aparato del PP regional incide en que los apoyos de Génova son claros y que "el partido está muy unido" | Descartan problemas territoriales, aunque militantes del PP de Ciudad Real hablan de prácticas provinciales de "extrema gravedad"

El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, junto al vicesecretario nacional de Organización, Miguel Tellado, este jueves en Tarancón (Cuenca)

El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, junto al vicesecretario nacional de Organización, Miguel Tellado, este jueves en Tarancón (Cuenca) EP

La llegada de Alberto Núñez Feijóo a la presidencia del Partido Popular (PP) ha conllevado un cambio de rumbo en las políticas aplicadas en contraposición a la senda marcada por el expresidente Pablo Casado. Afecta a la actuación parlamentaria, con una defensa de los hechos y las propuestas frente a la imagen y la exaltación, pero también a las dinámicas territoriales. La mano de Feijóo -y por la salida del histórico dirigente Juan Antonio Monago- ha provocado la renovación del liderazgo en Extremadura. De igual forma, se han reforzado otros como el del presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, tras las elecciones, y el murciano Fernando López Miras, por repetir como candidato del PP a las primarias regionales. También la figura de Paco Núñez, el barón popular en Castilla-La Mancha que aspira a sustituir en el cargo al socialista Emiliano García-Page. Así lo afirman fuentes de su equipo.

Recientemente, El Independiente ha tenido acceso a la sentencia judicial que respalda la versión del alcalde popular de Alhambra (Ciudad Real) Luis Santos, quien denunció en 2020 a sus cuatro compañeros del grupo municipal con representación mayoritaria en el consistorio de maniobrar una moción de censura para apartarlo de sus funciones mientras padecía gravemente el coronavirus. Según la versión de Santos, todo se produjo con el beneplácito de la estructura provincial popular, mientras que otras fuentes provinciales del PP apuntan también a la dirección regional presidida por Núñez en 2020. Esto, oficialmente y desde el ámbito autonómico, se niega.

El cisma de Alhambra

Recuperado del covid, Santos regresó al ayuntamiento y se encontró con la cerradura de su despacho y las claves de su ordenador cambiadas. Su equipo de gobierno, cuatro ediles que sumados al alcalde lograban mayoría absoluta frente a dos concejales del PSOE, denunciaron que Santos actuaba de forma personalista, no ejecutando el Presupuesto y queriéndose subir el sueldo. Y de ahí esa actuación, al ver que su baja no perjudicaría a la mayoría popular. Consiguió mantenerse en el cargo y, ahora, el Tribunal Superior de Justicia de CLM le ha dado la razón. En ese tiempo, la presidenta local Ana María Pérez intentó que la dirección provincial aclarara si ésta decisión procedía de ella o había sido un ejercicio individual de los ediles. Santos también buscó el amparo en Génova con dos escritos a Casado y Teodoro García Egea.

En conversaciones con altos representantes del PP-CLM en fechas posteriores a la publicación de esa sentencia, que data del 30 de septiembre de 2022, se sugería a este medio que existen diferencias entre el partido a nivel autonómico y su estructura ciudadrealeña. Algo, sin embargo, que ahora no se respalda. «El partido está muy unido» en toda la autonomía, explican fuentes populares, que inciden en que cuentan con el apoyo de Génova. Igualmente, desmiente distintos rumores que rodean al propio Núñez, como el que apunta a una sustitución de manera express para constituir una candidatura alternativa de cara a mayo. Algo que, de por sí, es poco consistente dado los plazos que restan hasta el mes de mayo y con el partido en plena elaboración de su programa electoral.

Desde el PP-CLM se remiten a las valoraciones públicas hechas este jueves por el vicesecretario de Organización y senador Miguel Tellado desde Tarancón (Cuenca), quien ha definido a Núñez como «el próximo presidente de Castilla-La Mancha». «Ha sido alcalde y presidente de diputación. Es un gestor con experiencia, precisamente lo que necesita» el territorio, ha añadido. Aunque sí le ha pedido, «como hemos hecho a otros aparatos regionales», que deje «los despachos» para «pisar la calle» y explicar el proyecto a los ciudadanos.

El PP-CLM cree que los díscolos son gente que no ha sabido salir en estos años o que se aburre en el Congreso

Preguntados sobre los díscolos que denuncian la falta de carisma o de idoneidad de Núñez para pugnar por el liderazgo de CLM con García-Page o el agravamiento de las dudas generadas tras la vigésimo quinta interparlamentaria del PP en Toledo entre representantes autonómicos y nacionales, las mismas fuentes se muestran tajantes. «Son personas que no encuentran su sitio» dentro del nuevo PP. Aluden, asimismo, a «diputados que se aburren en el Congreso» por falta de cometidos y también a personas que «no han sabido salir» de la formación en estos años de transición interna. No valoran, pese a todo, si refieren a partidarios de Casado o del anterior liderazgo de María Dolores de Cospedal.

En alusión a los problemas acaecidos en el seno del PP de Ciudad Real en 2020, los populares castellano-manchegos afirman que son «cuestiones que ya están cerradas» y se han dejado atrás. E insisten en la consistencia de la formación. Sin embargo, otras fuentes nacionales y regionales opinan lo contrario a raíz de la sentencia del alcalde de Alhambra. Es más, ven de «extrema gravedad» que no se hayan tomado acciones contra la dirección provincial de Ciudad Real y nombres como el presidente Miguel Ángel Valverde, que «tiene buena relación con Núñez» y «era secretario general en ese momento». Una dirección que fue interpelada por la líder local Ana María Pérez y que no tomó represalias contra los concejales. Está por ver ahora si se toman.

Las mismas fuentes huyen de valorar la gestión de Núñez o su candidatura electoral para no perjudicar más al proyecto frente al PSOE, pero si se sorprenden ante las valoraciones sobre la «unidad» a la que apelan las altas esferas del partido. En el caso de miembros de la formación provincial, acreditan que el descontento entre militantes es importante en Ciudad Real por «consentirse desde Toledo» este tipo de prácticas, porque lo que hacen es perjudicar el crédito del PP-CLM. Un clima de tensión que se extiende a otros liderazgos como el presidente de la diputación provincial Leopoldo Sierra. Eso, consideran afectará en las próximas elecciones municipales a favor del PSOE o Vox y, al mismo tiempo, debilitarán a Núñez «si no cambia nada» antes de que se abran las urnas.

Confianza en las encuestas

El aparato popular de Castilla-La Mancha ejemplifica la fortaleza del partido apelando a la última encuesta publicada oficialmente. Aunque no hacen referencia a la interna que publicó Vozpópuli a principios de mes, que atribuye la victoria a García-Page por la mínima con el 39,17% de los votos frente al 38,89% del PP, que sumaría mayoría absoluta con Vox. Los de Santiago Abascal entrarían por primera vez en la región con el 10,75% de los sufragios y podrían desempatar, con dos parlamentarios, los 15-16 escaños estimados a ambos. Quedarían fuera Unidas Podemos (4,68%) y Ciudadanos (1,46%).

Desde el PP se refieren al sondeo de NC Report previo al verano, que se acerca a los tiros internos de Buenavista. En ese punto, frente a los 16 representantes del PSOE, los 14 populares sumados a tres de Vox darían dos legislaturas después el Ejecutivo castellano-manchego a Génova.

Te puede interesar

Comentar ()