España

El CIS, con la cocina del PP: Feijóo gana con claridad y Vox saca el doble que con Tezanos

El instituto demoscópico da al PSOE un 32,7 por ciento en estimación de voto, el dato que maneja Génova es del 24,1, y frente al 28,7 de los populares, contraponen un 30,2

El presidente del CIS, José Félix Tezanos, en un desayuno informativo.

El presidente del CIS, José Félix Tezanos EP

Siempre se ha dicho de los sondeos del CIS que lo importante es el bruto de los datos, previo a la cocina posterior, sobre todo, desde que José Félix Tezanos aterrizó en la presidencia de este organismo público. Sociólogos de toda condición ideológica, -más allá de sus discusiones con el responsable de Gad3, Narciso Michavila-, han venido denunciando una sobrevaloración sistemática de los datos del PSOE, acusación que, según la traslación que ha hecho el PP con sus propios expertos demoscópicos, se confirmaría.

Atendiendo en este caso a la cocina posterior de Génova, que ha conocido El Independiente, los socialistas están nada menos que 8,6 puntos por debajo de la estimación de Tezanos y los populares 1,5 puntos por encima, lo que significa que Alberto Núñez Feijóo saca los seis puntos de ventaja de los que habló ayer el coordinador general popular, Elías Bendodo.

Así, mientras el CIS da al PSOE un 32,7 por ciento en estimación de voto, el dato que maneja Génova es del 24,1. Y frente al 28,7 del PP, les sale un 30,2 por ciento, ajustada al sesgo muestral. Quiere decir que el resultado de los populares no está muy desviado, pero sí el de los socialistas.

El CIS sobrerreprenta a Sánchez y se tira a la baja a Núñez Feijóo

Otro dato llamativo, siempre según la estimación que han hecho los expertos demoscópicos de Génova, es el de Vox. Si se da credibilidad a la cocina del PP, se produce una corrección también de 8 puntos a favor del partido de Santiago Abascal, lo que, en puridad, tampoco es muy buena noticia para el cuartel general de los populares. Del 8,8 que Tezanos otorga a Vox, la estimación que hacen en Génova conforme a la tripas del CIS es que realmente estaría en un 16,6 por ciento. Un dato sorprendente tras la crisis abierta por la ex diputada Macarena Olona y sus veladas amenazas de presentar su propio proyecto político.

Así, PP y Vox sumarían un 46,8 del voto y la posibilidad de gobernar con el respaldo parlamentarios de otras fuerzas minoritarias, pero Núñez Feijóo lucha por un ejecutivo monocolor con apoyos puntuales sin depender de la extrema derecha.

Podemos está algo más representada en el barómetro oficial del CIS con respecto a la lectura que hace el PP con los mismos datos en bruto (12,7 frente a 10,9) así como Ciudadanos, que Tezanos ubica al borde del 3 por ciento del voto (2,7) y el PP le da un exiguo 1,6. Significa que Vox seguiría siendo la tercera fuerza política de la Cámara Baja, por delante de Podemos, aunque hay que tener en cuenta que no se evalúan como tal las posibilidades electorales de Sumar, que es el proyecto de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz.

PP y Vox crecen, lo que apunta a un trasvase de voto del PSOE a los populares

Además, un crecimiento tanto del PP como de Vox es difícil de conjugar, puesto que los populares siempre han mejorado sus resultados a costa de Abascal, salvo que atraiga todo el voto huérfano de Ciudadanos pero, también, que se haya incrementado aún más el trasvase de papeletas del PSOE al PP. Génova destaca en este sentido que «hasta el último sondeo de El País apuntaba a un fuerte desplazamiento de voto de los socialistas a nosotros». En ningún caso hay estimación de escaños.

«No voy a descubrir yo aquí la credibilidad del tándem Tezanos y Sánchez», dijo Bendodo este lunes en una comparecencia pública en Génova. Tezanos, recordó, «no dio ni una en Andalucía, ni en Castilla y León», tampoco en Madrid, donde vaticinó el triunfo de las izquierdas, y mientras el PP «está preocupado por la subida del gas, de la luz y de la esta de la compra, la única preocupación de Sánchez es por la subida de Feijóo», agregó en plena escalada electoral.

Tras conocerse este barómetro del CIS, correspondiente al mes de septiembre, el presidente de Gad3, Narciso Michavila, ha activado su tradicional cruzada contra Tezanos. Le ha afeado todas las veces que se ha equivocado y ha ironizado al afirmar que «ya es mala suerte que los electores voten siempre menos a los partidos que le mantienen como presidente del CIS, de lo que Tezanos predice. ¡Son ganas de dejarle sin su puesto al pobre!».

Y en todos los casos, sistemáticamente, el presidente del CIS ha usado un argumento de peso para justificar sus errores: «No soy adivino».

Comentar ()