El barómetro flash con el que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) dirigido por José Félix Tezanos se apuntó a las encuestas para la campaña electoral de Madrid resultó un fracaso. Infraestimó en casi ocho puntos a la derecha, se estampó con la predicción del PP, falló por mucho la del PSOE e infló a la izquierda en casi seis puntos respecto a su resultado final.

En total, se desvió 19,59 puntos del resultado porcentual de los seis grandes partidos en liza, con un error medio del 3,26, muy lejos del resultado de las principales encuestadoras de España. Tezanos perdió por goleada la batalla contra Narciso Michavila, presidente de GAD3, que intuyó mucho mejor el escenario electoral en la Comunidad de Madrid. Con un error medio del 0,76, el sondeo publicado a las 20.00 del 4 de mayo por RTVE y Telemadrid fue la mejor encuesta de todas las realizadas durante el último mes.

El instituto público que dirige Tezanos, que en el último día de campaña protagonizó una polémica al referirse como «tabernarios» a los simpatizantes de Isabel Díaz Ayuso, falló 8,02 puntos su predicción electoral respecto al Partido Popular. El barómetro flash del CIS colocó al PP en el 36,7%, muy lejos del 44,72% que lograba el partido de la presidenta regional con el 99,9% escrutado. Le confería, además, una horquilla media de 55 escaños. Diez menos de los que finalmente obtuvo.

También se desvió por mucho el CIS del pronóstico del PSOE. No supo ver el descalabro absoluto de Ángel Gabilondo, relegado a tercera fuerza, mientras que el trabajo demoscópico liderado por Tezanos le veía segundo y con un 23,4%. Un fallo de más de 6,5 puntos respecto a su resultado final. A Más Madrid, el CIS le colocó en el 15,1%, casi 1,9 puntos desviado de su resultado en las urnas.

Con Vox y Podemos, aunque dentro de los márgenes de error, tampoco afinó. El barómetro del CIS colocaba al partido de Pablo Iglesias dos décimas por delante del de Rocío Monasterio, aunque acabó casi dos puntos por detrás. Y a Ciudadanos, el CIS le colocó en el 4,6%, un punto por encima de su desempeño final.

En general, su fallo con el reparto de fuerzas entre los bloques fue enorme. En el último barómetro publicado, el CIS veía al centroderecha, incluido Ciudadanos, 2,6 puntos arriba: 49,5 vs. 46,9. La realidad fue completamente distinta: la derecha logró una de las mayores victorias de su historia en la Comunidad de Madrid y aventajó a la izquierda en 16,39 puntos: 57,42% contra 41,03%.

Para Michael Reid, editor sénior de The Economist, los cálculos de Tezanos son «un escándalo». Reid denunció en su cuenta de Twitter que el responsable del CIS debería «dimitir» por utilizar de forma «partidista» las encuestas a cuenta de «los contribuyentes».