Islas Baleares | Salud

Coronavirus en Baleares: retraso del toque de queda a las 23 horas

El conseller ha detallado que la incidencia acumulada de coronavirus se sitúa este jueves en 64 casos por 100.000 habitantes en Baleares

Playa de Formentera durante la fase 1

Playa de Formentera durante la fase 1 EP

El Govern retrasará el inicio del toque de queda de las 22 a las 23 horas a partir de este sábado y amplía el aforo de las terrazas al cien por cien en todo Baleares, y en Mallorca alarga el horario de apertura del comercio de las 20 a 21 horas, ha anunciado el portavoz del Govern, Iago Negueruela.

El retraso del toque de queda -que estaba fijado entre las 22 y las 6 en Mallorca desde el 11 de diciembre-, responde al alargamiento del día, lo que permite aprovechar más horas de sol en el exterior.

El interior de los locales de restauración se mantiene cerrado, pero las terrazas podrán abrir en Mallorca de lunes a jueves entre las 20 y las 22.30 horas, «para hacer otro turno que coincida con la cena y por el alargamiento del toque de queda», ha dicho Negueruela en la rueda de prensa tras la reunión de la Mesa de Diálogo Social para definir las medidas que aprobará este viernes el Consell de Govern, que entran en vigor el sábado y estarán vigentes hasta el 9 de mayo.

En restauración, las terrazas se podrán ocupar al cien por cien y se suprime la limitación de grupos de convivencia. En el caso de Mallorca se mantiene la limitación máxima de 4 personas por mesa.

«Los espacios interiores de la restauración se mantendrán de momento cerrados en Mallorca porque los expertos nos advierten que en la situación actual todavía representa un riesgo muy alto de contagio tratándose de una actividad que implica quitarse la mascarilla en un espacio interior durante mucho tiempo», ha afirmado.

Negueruela ha defendido la necesidad de mantener la desescalada lenta mientras avanza el proceso de vacunación: «Para que todo el esfuerzo haya servido para salvar vidas y tener las bases marcadas fuertemente para poder abrir la temporada turística en un momento en llegue todos los mercados nos están vigilando».

En cuanto a los niveles de riesgo, Formentera pasa a nivel 1, como está Menorca; y Mallorca e Ibiza se mantienen en nivel 2. En las reuniones sociales y familiares, se elimina la limitación a núcleos de convivencia para los encuentros en espacios exteriores, si bien se mantienen en un máximo de 6 personas en todas las islas. En reuniones interiores privadas se mantiene la restricción de 6 personas de dos núcleos de convivencia como máximo.

El Govern mantiene la recomendación de que en las reuniones exteriores se limite tanto como sea posible los núcleos de convivencia participantes, y de espaciar en el tiempo y espacio las reuniones sociales.

En el deporte, la principal novedad es que se permiten competiciones federadas de equipo en deportes de contacto a partir de 6 años en todas las islas. Los grupos para actividades de mayores se amplían a 10 personas en interior (con aforo máximo del 50 %) y 15 en el exterior.

Negueruela ha defendido que «los pasos lentos y prudentes» y la desescalada lenta de las restricciones está permitiendo mantener una situación epidemiológica estable en Baleares, con entre 45 y 80 casos diarios nuevos, con menos contagios los fines de semana.

El conseller ha detallado que la incidencia acumulada de coronavirus se sitúa este jueves en 64 casos por 100.000 habitantes en Baleares, y la incidencia a 7 días es de 33 casos por 100.000.

«Recuperamos espacios de socialización y más actividades, en aquellas que suponen menor riesgo de contagio», ha asegurado sobre las medidas que se aprobarán mañana. En comercio, las grandes superficies situadas en zonas de gran afluencia turística podrán abrir los festivos y domingos autorizados.

Comentar ()