País Vasco

Urkullu no recusará al juez Garrido pero pide por carta a Sánchez "más garantías jurídicas"

El lehendakari se reafirma en que "tenemos razón" para defender el cierre de la hostelería pero considera que el recurso tendría pocas posibilidades y retirar a magistrado abriría una "confrontación" sin que esté resuelto aún el fondo de la denuncia.

El lehendakari, Iñigo Urkullu. EFE

El lehendakari Iñigo Urkullu reclamó el pasado miércoles por carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, más herramientas legales que «ofrezcan garantías jurídicas» a las comunidades autónomas. Urkullu ha reconocido que la petición la trasladó después del revés que supuso para el Ejecutivo vasco la resolución del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) del pasado martes que anulaba parte del decreto que obligaba al cierre de la hostelería en los municipios con una incidencia acumulada superior a los 500 casos por cada 100.000 habitantes.

Durante una comparecencia celebrada esta mañana, el lehendakari también ha avanzado que los servicios jurídicos han recomendado no recurrir la medida cautelar dictada por el tribunal presidido por Luis Angel Garrido al considerar que tendría pocas opciones de prosperar. Ha recordado que sin poder presentar nuevas pruebas y ante el escenario de recurrir ante los mismos jueces él tampoco era partidario de recurrir.

Además, también se ha descartado recusar al juez. Pese a rechazar las manifestaciones del magistrado en las que consideraba que los epidemiólogos eran «médicos de cabecera que han hecho un cursillo» o que las medidas que proponían no aportaban «valor añadido» y eran «propias de la Edad Media«, Urkullu ha apuntado que no es cuestión de entrar en una «confrontación» con un tribunal que aún debe pronunciarse sobre el fondo de la cuestión. Ha subrayado que su Gobierno «continúa convencido de que tiene razón» al promover el cierre de la hostelería como medida para la contención de la propagación del virus en escenarios de incidencia «alarmante».

Ha asegurado que por el momento no ha recibido contestación alguna de Sánchez a su petición. Sí ha asegurado que ya se ha pronunciado ante él en el mismo sentido sin que detecte avances en aras a dotar a los gobiernos autonómicos de herramientas legales con garantías. «También en la última comisión interterritorial han sido varias las Comunidades Autónomas que las han reclamado».

La comparecencia del lehendakari se ha producido tras la reunión del comité asesor, el LABI, en el que también se ha analizado la resolución del TSJPV y ante la que ha manifestado su «perplejidad» por la argumentación esgrimida por los jueces, «es una argumentación que no compartimos ni entendemos». Urkullu ha señalado que «es evidente la correspondencia que existe» en la incidencia que la actividad o cierre de la hostelería tiene en la evolución de la pandemia. Respecto a las palabras del juez en una tertulia radiofónica la víspera de hacer pública la resolución, Urkullu ha evitado acentuar la crítica y se ha limitado a mostrar su sorpresa y desacuerdo.

Relaja las restricciones

Ha aprovechado su intervención para leer las conclusiones elaboradas por el LABI de la situación actual y en las que se afirma que el riesgo mayor en lugares donde «se comparte espacio» es «contundente» y alerta del riesgo de «interpretaciones ‘naif'» que se puedan hacer de la evolución y riesgos de la pandemia. Ha insistido en que ahora el único enemigo es el virus y ha llamado a la responsabilidad de la ciudadanía de cara a este fin de semana de Carnaval y San Valentín.

El LABI ha aprobado hoy el tercer plan ‘Bizi Berri’ de evaluación y adopción de medidas, que actualiza el que se encontraba en vigor hasta ahora. Además, se ha modificado ligeramente el decreto de limitaciones afectado por la resolución judicial. Finalmente no se han aprobado cambios que afecten a la hostelería, como temía el sector pero sí se ha establecido que a partir del lunes se levantará el confinamiento municipal entre municipios limítrofes para dines laborales. También se suspende la prohibición de la práctica deportiva federada, actividad programada y escolar en localidades con tasas inferiores a los 500 casos por cada 100.000 habitantes. Ha reconocido que la incidencia de la variante británica del virus alcanza ya el 16,8% y que es un elemento que se sigue con preocupación.

Comentar ()