España | País Vasco

La Justicia obliga al Gobierno vasco a permitir la apertura de bares

El TSJPV obliga de modo cautelar a la reapertura del sector en los 85 municipios 'en rojo' por superar los 500 casos por cada 100.000 habitantes. No ve "riesgo cierto" si se aplican algunas restricciones.

Hosteleros vascos protestan por el cierre de sus negocios.

Hosteleros vascos protestan por el cierre de sus negocios. EFE

El sector hostelero ha ganado la primera batalla al ejecutivo de Urkullu. El Tribunal Superior del País Vasco ha accedido a la petición del sector de dejar en suspensión, de modo cautelar, la prohibición de abrir los locales si la incidencia es superior a los 500 casos por cada 100.000 habitantes. La medida está en vigor en las tres capitales vascas y 80 municipios vascos más.

La prohibición de abrir los locales está activa desde el pasado 12 de diciembre y se actualiza semanalmente de acuerdo a la evolución de la pandemia en cada municipio. En cada una de ellas se incorporan y abandonan la lista localidades en función del número de casos.

El sector de la hostelería había recurrido a la Justicia por considerar que suponía una criminalización injusta y por defender que la evolución de la epidemia de coronavirus no está relacionada con la apertura de los bares y restaurantes. El sector se había movilizado en los últimos días de modo muy intenso reclamando un cambio en las prohibiciones. Por el momento el TSJPV no entra a analizar el fondo de la cuestión pero sí establece de modo cautelar, y con medidas y restricciones, la reapertura a partir de mañana de los establecimietos.

En esta situación se encontraba la hostelería de las tres capitales vascas, así como de los principales municipios de Euskadi. La medida únicamente permite la dispensación de comidas para llevar.

Sin «riesgo cierto»

La reapertura provisional dictada se establece recordando la necesidad de minimizar al máximo el riesgo y velando por la limitación de aforos, el cumplimiento de los horarios, las distancias y la prohibición del consumo en barra. Las limitaciones también incluyen reducir el aforo al 50%, cuatro personas por mesa y el cierre a las 20.00 horas. El TSJPV considera que de cumplirse estas limitaciones «no aparece en este momento como un elemento de riesgo cierto y grave para la salud pública».

El Gobierno vasco por el momento no se ha pronunciado con detalle sobre la resoucion provisional. El portavoz del Ejecutivo ha conocido la noticia durante su comparecencia tras el Consejo de Gobierno. Bingen Zupiria ha reclamado a los hosteleros que sean especialmente exigentes con los clientes para velar por el cumplimiento de las medidas de protección. Ha recordado que por el momento no se ha entrado a analizar el fondo de la cuestión pero que por ahora ya se puede concluir que una vez más las comunidades autónomas carecen de «herramientas» normativas con garantías suficientes para adoptar decisiones en la lucha contra la Covid.

Comentar ()