España | Tribunales

La Justicia británica rechaza el recurso del emérito y abre la puerta a que sea juzgado

La defensa de Juan Carlos I podrá recurrir la decisión del juez Mathew Nicklin ante la Corte de Apelación, lo que ya ha manifestado que hará

El rey emérito, Don Juan Carlos I.

El rey emérito, Don Juan Carlos I. CONTACTOPHOTO (Foto de ARCHIVO) 02/1/2022 Europa Press Reportajes / Europa Press (Foto de ARCHIVO) 01/1/1970 EUROPA PRESS

El juez Matthew Nicklin, del Tribunal Superior de Londres, rechazó este martes el recurso de la defensa de Juan Carlos I contra la resolución del magistrado de la semana pasada por la admitió la demanda de la empresaria alemana Corinna Larsen contra él por supuestas amenazas, acoso y hostigamiento.

Este martes se ha celebrado una audiencia en la que el magistrado tenía que decidir si admitía el recurso del rey emérito contra dicha decisión, es decir, si paralizaba el procedimiento contra él en la Justicia británica o continuaba adelante, abriendo la puerta a juzgarle.

«La demanda sigue adelante», ha expresado en su resolución Nicklin, confirmando que la inmunidad que protege a Juan Carlos I en España no puede eximirle en Reino Unido por actos de su ámbito privado, según resolvió la semana pasada admitiendo la demanda de los abogados de Corinna, representada por el despacho Kobre & Kim y descartando los argumentos del emérito, cuya defensa ostenta el despacho Clifford Chance.

En base a la ley inglesa de inmunidad

La tesis de defensa del monarca para tratar de impedir que se le juzgue por el supuesto acoso que ejerció contra Corinna Larsen a través del exdirector del Centro Nacional de Inteligencia Félix Sanz Roldán a partir de 2012, según asegura su examante, es que la inmunidad que se recoge en la Ley de Inmunidad estatal de 1978 (State Inmunity Act, SIA) inglesa le protegería, que en base a ésta no puede ser procesado.

Sin embargo, el juez del Tribunal Superior de Londres descarta dicha tesis y confirma que después de su abdicación, dicha inmunidad no le protege, y menos para los actos de su ámbito personal o privado.

De tal manera, el magistrado rechaza que el emérito pueda presentar recurso y mantiene el procedimiento contra él, abriendo la puerta a que se siente en el banquillo. La defensa de Juan Carlos I todavía tiene la posibilidad de recurrir ante la Corte de Apelación del Tribunal Superior de Inglaterra y Gales, como su defensa adelantó que hará si dicha Corte le concede permiso.

Te puede interesar

Comentar ()