Ciencia y Vida | Investigación | SociedadPaleogenética

Princesa de Asturias para el investigador que probó que ‘somos’ un poco neandertales

El paleogenetista Svante Pääbo, galardonado por investigar la genética de especies primitivas

logo
Princesa de Asturias para el investigador que probó que ‘somos’ un poco neandertales
El paleogenetista Svante Pääbo

El paleogenetista Svante Pääbo Efe

Resumen:

El biólogo sueco Svante Pääbo ha sido galardonado con el Premio Princesa de Asturias de Investigación 2018. Director del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, Pääbo (Estocolmo, 1955) fue el primero en secuenciar el genoma de nuestro antepasado neandertal y, lo que es más importante: demostrar que los actuales Homo sapiens no africanos somos familia de aquellos. Probó que los humanos modernos se cruzaron con neandertales y tuvieron descendencia fértil, algo impensable, pues se consideraban especies totalmente distintas.

En los años ochenta inició los trabajos para secuenciar el ADN de una momia. Con ello se iniciaba la paleogenética, de la que fue impulsor hasta llegar a la Prehistoria. En 1997 presentó el genoma mitocondrial de los neandertales. Doce años después, con el genoma ya desvelado, la sorpresa fue mayúscula, pues se pudo demostrar que aquellos antepasados ya hablaban.

Pääbo también descubrió a los denisovanos, un grupo humanos desconocido que vivió hace más de 40.000 años.

Séptimo galardón

Al Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2018 optaban 38 candidaturas de 17 nacionalidades. Ayer se reunieron los 17 miembros del jurado encargado de fallar este galardón. Presidido por el científico Pedro Miguel Echenique, el jurado está integrado por once hombres y seis mujeres, tras haberse incorporado al mismo este año las matemáticas Clara Grima y Marta Martínez Alonso y la química María Vallet Regí, recién premiada con el Rei Jaume I de Investigación Básica.

Éste ha sido el séptimo premio en fallarse en esta XXVIII edición de los galardones tras los concedidos a Martin Scorsese (Artes), Alma Guillermoprieto (Comunicación y Humanidades), Amref Health África (Cooperación Internacional), Reinhold Messner y Krzysztof Wielicki (Deportes), Fred Vargas (Letras) y Michael J. Sandel (Ciencias Sociales).

El pasado año fueron galardonados con el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica fue a parar a Rainer Weiss, Kip S. Thorne y Barry C. Barish, por sus aportaciones en la detección directa de ondas gravitacionales, en las que se basa la nueva astronomía.

Los ocho Premios Princesa de Asturias están dotados con la reproducción de una escultura diseñada por Joan Miró, 50.000 euros, un diploma y una insignia acreditativa.