Un perro paseando por la playa.

Un perro paseando por la playa. Flickr

logo
Libre acceso de animales a las playas españolas: ¿sí o no?

Inteligencia artificial & Ciencia

Libre acceso de animales a las playas españolas: ¿sí o no?

El Partido Animalista PACMA reclama, por medio de movilizaciones, que las familias españolas puedan acceder a más y mejores playas acompañados de sus mascotas

España cuenta con 5.987 kilómetros de costa donde disfrutar del clima, la comida y sobre todo del mar, todo un lujo especialmente demandado (tanto por españoles como por extranjeros) durante los meses de verano. De hecho, el turismo receptor es un factor clave para la economía del país, hasta el punto de que España ocupa la tercera posición mundial en número de turistas internacionales que vienen a disfrutar del buen tiempo y de las amplias y paradisíacas costas.

Sea como fuere, tanto para foráneos como para residentes acudir a la playa para darse un chapuzón o relajarse puede llegar a complicarse para familias o individuos con animales de compañía a su cargo. Solo en España el 50% de las familias tienen mascotas, según datos del Partido Animalista PACMA.

Por norma general, salvo en los casos de perros lazarillo o de asistencia, la legislación únicamente permite que las mascotas puedan disfrutar de las zonas de baño junto a sus dueños en un número limitado de espacios habilitados para ellos, si bien estas políticas varían en función de la normativa de cada Ayuntamiento.

En España existen 90 playas caninas distribuidas por toda la geografía, un número «insuficiente» para las asociaciones animalistas que reivindican «la posibilidad de que se habiliten más y mejores espacios». Así, la presidenta de PACMA, Silvia Barquero, enfoca la demanda hacia perros y gatos y afirma que dicha reivindicación «no es que se nos permita entrar en todas partes con estos animales, pero sí que haya más espacios donde poder disfrutar con ellos» ya que «aunque haya playas para animales suelen estar en zonas apartadas y de muy mala calidad».

Por ello, durante este sábado el partido ha organizado concentraciones en diferentes playas españolas en Málaga, Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y Palma de Mallorca. Bajo el lema #PlayasparaTodos, los animalistas tratan de «normalizar» esa «convivencia con los animales» para que se deje de condenar y convertir a las personas con mascotas en ciudadanos «de segunda». No son las únicas manifestaciones, ya que el pasado sábado también se movilizaron en Barcelona, Las Palmas y Alicante mientras que no descartan seguir organizando más hasta conseguir «los mismos derechos para todos».

En el extremo opuesto se posicionan numerosas organizaciones vecinales contrarias no solo a las peticiones de PACMA, sino incluso a que haya playas habilitadas para la entrada de canes cerca de sus vecindarios. Un ejemplo son los vecinos de Punta Margalla (Torrevieja), que, tras la implantación de dos espacios costeros disponibles para animales de compañía este mismo verano al lado de sus residencias habituales, recogieron firmas para evitar que la decisión del Ayuntamiento fuese efectiva, poniendo en entredicho la higiene de la playa o las molestias ocasionadas por los canes en esa parcela de costa.

De hecho, la falta de unas condiciones mínimas de higiene es uno de los principales motivos que alegan los detractores para evitar el libre acceso de animales en las costas. Frente a esta acusación, tanto animalistas como partidarios de la petición sostienen que no existe un solo informe higiénico-sanitario que relacione la insalubridad de una playa con la presencia (o no) de animales en la misma o que ponga en riesgo alguno la salud de los bañistas, algo que «no puede decirse de los propios bañistas». «Siendo un país receptor de turismo, España necesita avanzar para ponerse a la altura del resto de países europeos», subraya Barquero, ya que «muchísimas veces los propios turistas extranjeros se dan cuenta de lo complicado que es viajar con ellos aquí» por restricciones para los compañeros de cuatro patas que no existen en su país de origen.

Desde PACMA avalan que la ciudadanía es cada vez más «consciente» de la importancia de estas medidas y, aunque hay excepciones, no les consta un «rechazo ni polémica generalizados a que los animales puedan disfrutar de las playas, como sí ocurre con campañas contra la tauromaquia o la caza» siempre y cuando «los dueños sean responsables con sus mascotas». De este modo, achacan el verdadero problema a la falta de «decisiones y voluntad política» que no dan «voz a la mitad de la ciudadanía».

Las playas españolas pet-friendly 

Ir de viaje junto a un animal de compañía es un plan ideal para buena parte de las familias españolas, si bien tendrán que planificar la escapada dentro de los espacios habilitados para sus mascotas. Salvo en País Vasco, todas las comunidades costeras cuentan espacios donde los canes pueden disfrutar de la arena y del agua sin preocupación. Si quieres aprovechar los últimos días de agosto para acudir con tu mascota a la costa, apunta las playas españolas en las que encontrarás un acceso permitido para ambos:

  • Andalucía tiene restringido el acceso con canes del 1 de junio al 30 de septiembre (durante la temporada de baño), por lo que existen playas caninas en zonas costeras donde, paradójicamente, no está permitido el baño para personas. Existen, por tanto, 13 playas en esta comunidad:  siete en Málaga (Playa El Pinillo y Ventura del Mar en Marbella; Playa canina de Torrox; Playa de Arroyo Totalán; Playa del Castillo; Playa de Piedra Paloma y Playa canina de Torre del Mar, esta última considerada la mejor playa canina de Andalucía); dos en Huelva (Playa El Espigón y Playa de la Gola); una en Córdoba (Playa de Valdearenas); una en Cádiz (Playa de Camposoto); una en Granada (Playa El Cable); y una en Almería (Playa de la Rana).
  • Murcia cuenta con un total de seis playas para ir con tu perro, entre las que destaca la Playa de las Moreras, una playa virgen donde pasar un buen día. Además están la Playa del Gachero; Playa de Cobaticas; Playa de la Cañada del Negro; Playa Larga; y Playa La Calera.
  • En Cataluña existen otras 13, repartidas de la siguiente manera: tres en Girona (Playa de la Rubina; Playa Els Griells; y Playa del Rec del Molí); cinco en Barcelona (Cala Vallcarca; Playa de Llevant; Playa de Les Salines; Playa canina de Pineda de Mar; y Playa La Picòrdia); y otras cinco en Tarragona (Bon Caponet; Cala d el Cementiri; Playa la Platjola; Playa La Balsa de la Arena; y Playa de la Riera d’Alforja).
  • Comunidad Valenciana. Alicante es la provincia española con mayor número de playas caninas, con un total de nueve (Caleta dels Gossets; Playa Punta del Riu; Playa Barranc D’Aigües; Playa Vilera del Xarco; Playa de Agua Amarga; Playa de la Escollera Norte; Playa Mar y Montaña; Punta Margalla y Cala del Moro; y Cala Lobella). También encontramos cinco en Valencia (Playa de L’Ahuir; Playa de Pinedo; Playa de La Torreta – Santa Elvira; Playa canina de Alboraya; y Playa El Brosquil); y otras cinco en Castellón (Playa de Les Llanetes; Playa de Aiguaoliva; Playa L’Estany; Playa Belcaire y Playa El Barranquet).
  • Territorio insular. En las Baleares encontramos otras nueve playas caninas: seis en Mallorca (Playa de Llenaire; Playa de Na Patana; Playa de Es Carnatge; Cala Blanca; Cala dels Gats; Punta des Marroig); dos calas en Ibiza en Santa Eulària del Riu; y una en Menorca (Cala Binigaus). Las Islas Canarias, por su parte, cuenta con estas costas adaptadas para mascotas: tres en Gran Canaria (Los Cuervitos; Los tres peos y Playa de Bocabarranco); cuatro en Tenerife (Playa Callao; Playa el Socorro; Playa el Puertito; y el Confital); dos en Lanzarote (Playa de las Coloradas y Playa de la Guacimeta) y una en La Palma (Playa de los Guirres).
  • Galicia, Asturias y Cantabria. La costa gallega cuenta con 10, repartidas en Pontevedra (Playa de O Espiño; Playa O Portiño; Playa da Cunchiña; Playa de Cesantes y Chapela; Playa O Castelete; A Foz; y A Calzoa); A Coruña (Playa del Arenal; Playa canina de Ares); y Lugo (Punto Corveira). En tierras asturianas los canes pueden acceder a la Playa de El Rinconín (Gijón); Cala Saliencia y Playa de Bayas. Por último, Cantabria cuenta con Playa La Maza; Playa La Riberuca; Playa Arcisero; Muelle Oriñón; Cala Cargadero Mioño (estas tres últimas en Castro Urdiales); Playa el Puntal y Arenal del Jortín.