Astronomía | Inteligencia artificial & CienciaMisión Gaia

Científicas españolas tratan de explicar una enorme sacudida en la Vía Láctea

Hace más de 300 millones de años, la Vía Láctea cambió. La aproximación de Sagitario pudo causarlo, según descubren científicas españolas

logo
Científicas españolas tratan de explicar una enorme sacudida en la Vía Láctea

Atlas de la Vía Láctea creado por el telescopio Gaia. Photo: ESA

Resumen:

Hace entre 300 millones y 900 millones de años, algo sacudió nuestra galaxia, haciendo que sus cuerpos celestes hiciesen algo más que girar calmadamente en torno al centro de la misma. Investigadoras del Instituto de Ciencias del Cosmos de la Universidad de Barcelona (ICCUB, UB-IEEC) creen que han dado con el origen de ese espasmo que descolocó todo, gracias a datos de la sonda Gaia. Los hallazgos, que aparecieron al combinar posiciones y velocidad de 6 millones de estrellas desde el disco de nuestra galaxia, han sido publicados en la revista Nature.

“Hicimos una gráfica de la coordenada z (la altura de las estrellas por encima o por debajo del disco de la galaxia) frente a la velocidad Vz (velocidad con que se mueven las estrellas en la dirección vertical en el disco) y, sorprendentemente, lo que apareció fue una espiral perfecta, similar a la concha de un caracol”, explica a la Agencia Sinc la autora principal, Teresa Antoja (@AntojaTeresa).

Galaxia fosil en la Vía Láctea

Galaxia fosil en la Vía Láctea Teresa Antoja

“Tan perfecta nos parecía la forma que veíamos en los gráficos del ordenador, que pensamos que nos podríamos haber equivocado en algo, o que hubiera algún problema en los datos –añade–. Pero después de múltiples verificaciones y sabiendo que los datos de Gaia han pasado por un exhaustivo control de calidad, llegamos a la conclusión de que esa espiral era algo real”.

“Estas subestructuras”, agrega, “nos permiten concluir que el disco de nuestra galaxia sufrió una importante perturbación gravitacional hace entre 300 y 900 millones de años”. Este es uno de los primeros hallazgos de la “arqueología galáctica” después de la publicación de los datos de Gaia que deberían permitir a los investigadores conocer los orígenes y la evolución de la Vía Láctea.

La culpa de todo la tiene Sagitario

¿Qué causó esta perturbación? Para responder a esta pregunta, las investigadoras compararon la estructura y el nivel de torsión de la espiral con modelos de la dinámica de la galaxia. Esto les permitió formular la hipótesis que establece que la perturbación fue causada por la galaxia enana Sagitario, que pasa cerca del disco de la Vía Láctea.

“La galaxia de Sagitario es una de las muchas galaxias satélite que hay en el halo de nuestra galaxia, y una de las más masivas”, dice Antoja. “Esto también cuadra con nuestro hallazgo, ya que se requiere bastante masa para provocar los efectos con la magnitud que observamos. Las estrellas del disco de la Vía Láctea cambiaron de repente sus órbitas y ahora están todavía adaptándose para alcanzar el equilibrio de nuevo, como las ondas en el lago”.

Las estrellas cambiaron sus órbitas y están todavía adaptándose, como las ondas en un lago.

Las investigadoras de Figueras, Antoja y Romero

Las investigadoras de Figueras, Antoja y Romero ICCUB

“El estudio implica, definitivamente, que el disco de nuestra galaxia es dinámicamente joven, sensible a las perturbaciones y cambia con el tiempo”, dice Antoja. “Una de las formas más distinguibles que vimos”, continúa, “es el patrón en espiral de las estrellas cercanas al Sol, y que nunca se había visto antes”. En este sentido, más de cien ingenieros y científicos europeos, entre los que la UB desempeñó un papel destacado, trabajaron durante meses en las tareas de verificación y validación de los datos de Gaia. Como parte de esta tarea, Mercè Romero Gómez, investigadora de la UB, dice que “con las simulaciones llevadas a cabo en la UB también podríamos reproducir las espirales observadas”.