Inteligencia artificial & Ciencia | Medio Ambiente Cultivo de cebada y lúpulo

El cambio climático amenaza la producción mundial de cerveza

Un estudio augura "escasez en el suministro mundial de cerveza" ante un bajo rendimiento de la cebada

logo
El cambio climático amenaza la producción mundial de cerveza
Lata de cerveza abandonada

Lata de cerveza abandonada Maxpixel

Resumen:

La cerveza es la bebida más popular por volumen consumido en el planeta. El mundo se bebe al año 190.900 millones de litros de este fermento de la cebada con lúpulo. El problema es que estos cultivos son especialmente sensibles al cambio climático, según un estudio de la Universidad de East Anglia (EE.UU.) publicado esta semana en Nature Plants..

En concreto, los eventos meteorológicos extremos “podrían causar una escasez en el suministro mundial de cerveza” según apuntan desde la Universidad. El estudio advierte que la sequía y el calor cada vez más generalizados bruscos pueden causar disminuciones sustanciales en los rendimientos de cebada en todo el mundo, afectando el suministro utilizado para elaborar cerveza y, en última instancia, como resultado caídas «dramáticas» en el consumo de cerveza y aumentos en los precios de la cerveza.

En el caso del lúpulo, que le otorga su particular sabor desde el siglo XVII, es problema es aún mayor, en tanto es un cultivo de regadío.

Cerveza anti-sequía con corta-pega genético


Te enseñamos por dentro una planta de lúpulo y cómo el corta-pega genético puede evitar su uso en la cerveza del futuro. | Vídeo: Mario Viciosa, Deutscher Hopfenpflanzer.


La cerveza es el destino del 17% de la producción mundial de cebada. Aunque esto es sólo una media. En España, alcanza en torno al 15%, con un consumo de 48,3 litros al año per cápita, teniendo la mayor superficie de cultivo de cebada de toda la UE.

Sólo España se bebe el equivalente a casi 1.400 piscinas olímpicas y no es de los mayores consumidores

Los modelos que manejan los investigadores apuntan a que el consumo global de cerveza disminuiría en un 16%, o 29.000 millones de litros. Esto equivale al consumo total anual de cerveza de EE.UU. Los precios de la cerveza en promedio se duplicarán. Incluso en eventos extremos menos severos, el consumo de cerveza cae un 4% y los precios aumentan un 15%.

China, entre los primeros afectados

El volumen en China, hoy en día el mayor país consumidor, cae más que cualquier otro país a medida que aumenta la gravedad de los efectos del cambio climático. Una disminución de 4.340 millones de litros en caso de sequía grave.

En el Reino Unido, el consumo de cerveza podría caer entre 37.000 millones y 1.330 millones de litros, mientras que el precio podría duplicarse. El consumo en los EE. UU. Podría disminuir entre 1.080 millones y 3.480 millones de litros.

El coordinador de la investigación y autor principal, Dabo Guan, recuerda que “cada vez más investigaciones han comenzado a proyectar los impactos del cambio climático en la producción mundial de alimentos, centrándose en cultivos básicos como trigo, maíz, soja y arroz. Sin embargo, si los esfuerzos de adaptación priorizan las necesidades, el cambio climático puede socavar la disponibilidad, la estabilidad y el acceso a bienes considerados de lujo en mayor medida que los alimentos básicos”.

Hasta ahora, los impactos climáticos en la cerveza no se han evaluado cuidadosamente, cosa que sí se ha hecho en mayor medida con vino o café. El profesor Guan recuerda que “si bien los efectos en la cerveza pueden parecer modestos en comparación con muchos de los otros impactos del cambio climático que amenazan la vida, no obstante, hay algo fundamental en la apreciación intercultural de la cerveza”.

«Se puede argumentar que consumir menos cerveza no es en sí mismo desastroso, e incluso puede tener beneficios para la salud. Sin embargo, hay pocas dudas de que para millones de personas en todo el mundo, el impacto del clima en la disponibilidad y el precio de la cerveza aumentará”, con el consecuente daño a ciertas economías.

Caídas de hasta el 32%

El estudio internacional involucró a investigadores del Reino Unido, China, México y los Estados Unidos, quienes identificaron eventos climáticos extremos y modelaron los impactos de estos en los rendimientos de la cebada en 34 regiones del mundo. Luego examinaron los efectos del impacto de suministro de cebada en la oferta y el precio de la cerveza en cada región bajo una serie de escenarios climáticos futuros.

Algunos países con menor consumo total de cerveza se enfrentan a enormes reducciones en su consumo de cerveza: el volumen de cerveza que se consume en Argentina cae en 530 millones de litros, equivalente a una reducción del 32%, durante eventos climáticos más severos. I

Los países donde la cerveza es actualmente más cara, por ejemplo, Australia y Japón, no son necesariamente donde los choques de precios futuros serán los más grandes. Los cambios en el precio de la cerveza en un país se relacionan con la capacidad y disposición de los consumidores para pagar más por la cerveza en lugar de consumir menos.

Los investigadores sugieren que los cambios en el suministro de cebada debido a eventos extremos afectarán a la cebada disponible para elaborar cerveza de manera diferente en cada región, ya que la asignación de cebada entre el alimento para ganado, la elaboración de cerveza y otros usos dependerá de los precios específicos de la región y de las flexibilidades de la demanda. Como diferentes industrias buscan maximizar los beneficios.

Comentar ()