Rescate de personas atrapadas en sus coches, retirada de árboles caídos y achiques de agua han sido las principales actuaciones por las fuertes lluvias de los bomberos en la provincia de Castellón, que además han intervenido ante la inundación de varias urbanizaciones en Alcossebre. Los bomberos del Consorcio provincial de Castellón han intervenido desde la tarde del jueves y hasta primera hora de este viernes en una veintena de localidades de toda la provincia debido a las fuertes lluvias, sobre todo en Benicarló, Alcalà de Xivert y Alcossebre, las zonas más afectadas, han informado fuentes del organismo.

En la zona de Alcalà de Xivert y Alcossebre, donde han caído ya 225 litros por metro cuadrado y a primera hora de esta mañana vuelve a llover con fuerza, se han inundado las urbanizaciones situadas en el barranco de La Coloma, aunque no ha sido necesario rescatar a personas.

Fuentes del Ayuntamiento de Alcossebre han señalado que los accesos a la localidad se han abierto, pero hay que circular con precaución, y que la N-340 sigue cortada a la altura de este municipio, por lo que se están desviando los vehículos por la AP-7, mientras que las lluvias han causado daños materiales cuantiosos, desprendimiento de asfalto y derrumbe de muros.

La gota fría, explicada en 30 segundos



Aire cargado de humedad del mar enfriado de golpe y sumado a la propia humedad en superficie. Gotas de las nubes que se vuelven muy pesadas y caen de forma abrupta en forma de lluvia o granizo. Así funciona la típica gota de otoño en un Mediterráneo caliente.
La AEMET prefiere utilizar el concepto ‘depresión aislada en niveles altos’ (DANA) antes que ‘gota fría’, ya que considera esta expresión como un «comodín» que explica situaciones que causan un impacto social (lluvias intensas, efectos desastrosos…). Desde la agencia explican que lo que entendemos por gota es técnicamente un tipo de «depresión cerrada en altura que se ha aislado y separado completamente de la circulación asociada al chorro, y que se mueve independientemente de tal flujo, llegando a veces, a ser estacionaria o incluso retrógrada». Es decir, es una masa de aire fría que se separa de otra más grande a gran altura, que desciende hasta chocar con aire más templado y que puede llegar a producir perturbaciones meteorológicas.

| Vídeo: Mario Viciosa

En poco más de doce horas, el Consorcio de Bomberos ha llevado a cabo 65 servicios relacionados con el episodio de lluvias, y puntos como Peñíscola, Vila-real o La Llosa han sido otras de las zonas más afectadas, según fuentes del Consorcio. Los bomberos han actuado por una treintena de avisos de personas que habían quedado atrapadas en sus vehículos debido a la lluvia, muchos en pasos cercanos a puentes, y también se han multiplicado los servicios de achiques de agua en viviendas, bajos y comerciales, mientras que han retirado árboles caídos en Burriana y Peñíscola.

Asimismo, a primera hora de este viernes bomberos del Consorcio han colaborado en el traslado de algunas personas que necesitaban acudir a sus tratamientos médicos y que debido a las dificultades de acceso por el agua no podían salir de sus viviendas.Toda la provincia de Castellón se encuentra en preemergencia por la alerta roja por lluvias y en emergencia en la costa, concretamente en las comarcas de Plana Baixa, Plana Alta y Baix Maestrat.

El episodio de lluvias hasta el momento no ha provocado daños personales, aunque se pide prudencia a todos los ciudadanos hasta que no haya finalizado esta situación meteorológica tan adversa.