Astronomía | Inteligencia artificial & CienciaUltima Thule, fotografiado por New Horizons

La primera foto del último objeto alcanzado por New Horizons

La estación de Robledo de Chavela recibió el 1 de enero la confirmación de que la nave New Horizons había sobrevivido al vuelo

logo
La primera foto del último objeto alcanzado por New Horizons
Imagen procesada del Ultima Thule

Imagen procesada del Ultima Thule NASA

Resumen:

Como un muñeco de nieve impersonal. Así es Ultima Thule tras el procesado de la primera foto tomada de este lejanísimo habitante del sistema solar que, en realidad, son dos esferas unidas por un cuello con la densidad del hielo. La sonda espacial New Horizons de la NASA lo ha vuelto a hacer. Tras retratar como nunca a Plutón, ahora ha sobrevivido a su paso por Ultima Thule, el objeto más lejano jamás sobrevolado por una nave humana, en los confines del sistema solar.

Ubicado a unos 6.400 millones de kilómetros de distancia de la Tierra, Ultima Thule fue descubierto en 2014 por el Telescopio Espacial Hubble y está ubicado en el cinturón de Kuiper. La NASA decidió enviar a la sonda New Horizons para estudiarlo después de que terminase su trabajo en Plutón en 2015, nueve años después de su lanzamiento. Esta vez, “tratamos de tener imágenes con una resolución tres veces superior a la de Plutón”, explica el director de ciencia de la misión Alan Stern (@AlanStern).

“¡Piénsalo. Estamos a mil millones de millas más allá de Plutón, y ahora vamos a seguir yendo al Cinturón de Kuiper”, exclamaba el científico poco después de las 16.30 de este primero de enero, justo cuando la estación madrileña de Robledo de Chavela había recibido datos de telemetría de New Horizons desde las inmediaciones del planeta, confirmando que estaba sano y salvo.

Según ha confirmado la NASA este miércoles, Ultima fue durante un tiempo dos cuerpos que rotaban en medio de una nube de roquitas de hielo. Poco a poco se acompasó su danza y se fueron acercando hasta formar esta única estructura.

Un fósil de nuestro sistema solar

La sonda ha pasado a unos 3.500 kilómetros de 2014/MU69, nombre científico de Ultima Thule, de unos 35 kilómetros de diámetro. Se trata de la exploración del cuerpo más primitivo hasta la fecha, puesto que se considera que Ultima Thule es un auténtico fósil que ha permanecido inalterado desde que nació nuestro sistema planetario.

Plutón y Ultima Thule

Plutón y Ultima Thule NASA

“El objetivo de esta misión es comprender cómo se formaron los planetas”, explicaba el lunes Stern. “Todo lo que aprenderemos sobre Ultima (su composición, su geología, cómo se formó o la atmósfera) nos informará sobre las condiciones de formación de los objetos del sistema solar”. Los restos más antiguos se hallan en el cinturón de Kuiper, que se comporta como una cápsula del tiempo congelada de hace más de 4.500 millones de años. Ultima Thule está hecho del polvo de estrellas primitivo que compuso en sus primeros tiempos los planetas rocosos.

En febrero podremos saber los colores –por ahora, apuntan al cobrizo– de Ultima Thule donde, por cierto, no hay luz. Está tan lejos del Sol que nuestra estrella apenas se ve como una más, eso sí, bastante brillante. Stern (cuyo apellido significa, justamente, estrella) ha explicado las instantáneas que comenzarán a procesar esta semana darán “información básica sobre la geología de Ultima”, lo que “nos permitirá empezar a redactar nuestro artículo científico” de manera inmediata.

¿Será Ultima lo último para New Horizons? Parece que no y la sonda, que aún tiene combustible suficiente, hará honor a su nombre descubriendo nuevos horizontes.

Fiesta de friki-año-nuevo al ritmo de Brian May

Para celebrar la visita de New Horizons a Ultima Thule, el equipo de la misión organizó una fiesta de Año Nuevo. Cientos de invitados, incluidos miembros del equipo científico, dignatarios, reporteros y sus familias, se reunieron en un salón de reuniones para llamar al 2019 y luego animar el sobrevuelo. Como dijo Stern, todos estaban “saliendo en Nochevieja”. “¿Estás mentalizado?” Stern le preguntó a la multitud mientras aclamaban unos segundos antes del sobrevuelo. “¿Estás jazzed?”.

Este 2019 también se ha celebrado con la música de Brian May. El exguitarrista de Queen es también astrofísico y acaba de publicar su primer tema en solitario desde 1998. Y lo ha dedicado, justamente, a esta misión, como el primer sencillo de su álbum de su nuevo disco Another World.