Astronomía | Inteligencia artificial & CienciaExoplanetas

Científicos de la Universidad de Oviedo descubren una nueva supertierra habitable

Es la segunda supertierra descubierta desde España en menos de dos meses, y van cerca de 1.000 confirmadas

logo
Científicos de la Universidad de Oviedo descubren una nueva supertierra habitable
Recreación artística de la última supertierra descubierta

Recreación artística de la última supertierra descubierta IAC/Univ. Oviedo

Resumen:

Si miramos hacia la constelación Libra nos llega un puntito de luz generada hace 244 años que, algunas veces, queda oscurecida. Eso ocurre porque un planeta está pasando delante de ella. Esos miniecplipses le sirven a telescopios como Kepler para descubrir nuevos mundos fuera del sistema solar. Van más de 3.000 y sólo algunos son, como en este caso, más grandes que la Tierra.

Investigadores de la Universidad de Oviedo en colaboración con el Instituto Astrofísico de Canarias ha descubierto un exoplaneta con una temperatura de equilibrio de 60 grados centígrados. El objeto, que tiene 2,1 veces el radio de la Tierra, tiene un año de algo más de 27 días y está ubicado en la zona de habitabilidad de su estrella, una enana roja llamada K2-286. Suma a la lista de exoplanetas, con más de 3.000 descubrimientos confirmados, de los que 825 son supertierras de entre 1,25 y 2 veces el tamaño de la nuestra y 2.119 tienen hasta el séxtuple de radio que la Tierra.

Las condiciones de esta supertierra podrían ser en teoría aptas para la habitabiliad, porque es posible que pueda mantener agua líquida en su superficie. Aunque para ello se tienen que dar otras condiciones. Javier de Cos, catedrático de la Universidad de Oviedo, ha afirmado respecto del descubrimiento que han “comprobado que la actividad de la estrella es moderada comparada con otras estrellas de similares características, lo que incrementaría las posibilidades de que el planeta fuera habitable”. El planeta tendría, eso sí, que ser rocoso y gozar de cierta atmósfera, así como un escudo magnético protector para no ser arrasado por su astro. Los detalles los dará el futuro Telescopio Espacial James Webb.

Otro descubrimiento póstumo de Kepler y Canarias

Para descubrir el planeta y llevar a cabo la investigación se ha usado el telescopio espacial del jubilado observatorio Kepler en su misión extendida (K2), un telescopio diseñado para descubrir exoplanetas mediante el método de tránsitos. También para el estudio se emplearon los instrumentos OSIRIS y HARPS-N del Gran Telescopio Canarias (GTC) y el Telescopio Nazionale Galileo (TNG), ambos en la isla de La Palma.

Este exoplaneta es de especial interés no solo por estar situado en la zona de habitabilidad de su estrella, sino por encontrarse entre los más adecuados para la caracterización atmosférica, y por su facilidad a la hora de hacer el seguimiento desde la Tierra, que permita determinar su masa con precisión.

La estrella enana que irradia a dicha superTierra está situada en la constelación de Libra a una distancia de 76 parsecs (244 años luz), tiene un radio de 0.62 radios solares y una temperatura efectiva de 3650 ºC.
Con estas condiciones el planeta se encuentra en el límite interior de la zona de habitabilidad, de modo que, bajo las condiciones adecuadas, podría mantener agua líquida en su superficie, requisito indispensable para el desarrollo de vida tal y como la conocemos.

“Este exoplaneta podría ser un candidato adecuado para un instrumento de nueva generación como ESPRESSO instalado recientemente en los telescopios VLT, en el Observatorio de Paranal (Chile)”, ha explicado a Europa Press Jonay González, investigador Ramón y Cajal del IAC y también coautor del artículo.

Es el segundo descubrimiento de una supertierra por equipos españoles en los últimos meses. Astrónomos del CSIC en Almería lideraron una investigación que presentó en noviembre un planeta en una estrella a apenas 6 años luz de la Tierra a partir de su bamboleo.