La semana pasada se superaron los 40ºC en comarcas de Andalucía, en Badajoz, Cáceres, Ciudad Real y Toledo. En otras zonas del interior se llegó hasta los 35 ºC. Estos registros se quedarán cortos en los próximos días, cuando el calentamiento diurno, la ausencia de nubosidad y la llegada de aire africano formularán, probablemente, el periodo más cálido del año 2020. Todo esto sin que medie una ‘ola de calor’.

José Antonio Maldonado, director de Meteored, ha señalado que esta semana «tiene muchas probabilidades de convertirse en la más calurosa de lo que llevamos de verano y, por consiguiente, del presente año. Abundarán las máximas superiores a los 40 ºC y las mínimas en algunos casos no bajarán de los 24 o 25 ºC. Será muy difícil conciliar el sueño.”

Este calor abrasador ha dejado imágenes de lo más curiosas, por así decirlo, de los hábitos que adoptan los residentes en España para sobrevivir a las altas temperaturas. Desde los que se solidarizan con su perro dándole de beber de una botella, hasta los que se hacen una fotografía con un termómetro que indica en su pantalla que se han alcanzado los 47ºC.