Ciencia y Tecnología

De la erupción estromboliana a hawaiana: ¿Qué tipo de erupciones volcánicas existen?

Nuevas erupciones en el volcán de La Palma tras un día de baja actividad.

Nuevas erupciones en el volcán de La Palma tras un día de baja actividad. EFE

El volcán de La Palma ha emitido ya 46,3 millones de metros cúbicos de material magmático, más que la erupción del Teneguía en 1971, según ha indicado el director técnico del PEVOLCA, Miguel Ángel Morcuende.

Morcuende ha señalado en que el volcán prosigue su evolución con la normalidad propia del mismo siendo de tipo fisural y estromboliano que se comporta «como tal», con continuidad y discontinuidad.

El Instituto Nacional de Prevención Sísmica de Argentina (Inpres) distingue hasta seis tipos de erupciones magmáticas: pliniana, peleana, vulcaniana, estromboliana, hawaiana e islándica o fisural. Estos son los tipos que ha recogido Europa Press.

Erupciones plinianas o vesubianas

Deben su nombre al relato que hizo Plinio el Joven de la erupción del Vesubio (Italia) ocurrida en el año 79, de nuestra era. Estas erupciones son las más explosivas; la presión de los gases es muy elevada provocando explosiones muy violentas. Forma nubes ardientes que, al enfriarse, producen precipitaciones de cenizas, que pueden llegar a sepultar ciudades, como ocurrió con Pompeya y Herculano, debido a la erupción del Vesubio.

Se caracteriza por alternar erupciones de piroclastos con erupciones de coladas lávicas, dando lugar a una superposición en estratos que hace que este tipo de volcanes alcance grandes dimensiones. Otros volcanes de tipo pliniano son el Teide, el Popocatépetl y el Fujiyama.

Erupciones Peleanas

Debe su nombre, a partir de la erupción de 1902, de la Montaña Pelada (Montaigne Pelée); una cumbre volcánica de la isla Martinica (Antillas Menores), ubicada en aguas del Caribe, que destruyó su capital Saint-Pierre.

Se caracteriza por una erupción explosiva que arroja lava muy viscosa acompañada de nubes de gases que arrastran todo lo que encuentran a su paso. Estas nubes se denominan nubes ardientes y están formadas por una mezcla de gases, vapor de agua y cenizas.

Erupciones vulcanianas

Su nombre proviene del volcán Vulcano en las islas Lípari (mar Tirreno), al Norte de Sicilia (Italia). Desprenden grandes cantidades de gases de un magma poco fluido, que se consolida con rapidez; por ello las explosiones son muy fuertes y pulverizan la lava, produciendo mucha ceniza lanzada al aire, que va acompañada de otros materiales fragmentarios. Los conos de estos volcanes son de pendiente muy inclinada.

Erupciones estrombolianas

Este tipo de erupción recibe su nombre del volcán Stromboli, islas Lípari (mar Tirreno), al Norte de Sicilia (Italia). La lava es fluida, desprendiendo gases abundantes y violentos, proyectando fragmentos de lava fundida que llegan a cientos de metros del cráter. Debido a que los gases pueden desprenderse con facilidad, no se producen cenizas. Cuando la lava rebosa por los bordes del cráter, desciende por sus laderas y barrancos, pero no alcanza tanta extensión como en las erupciones de tipo hawaiano.

Erupciones hawaianas

Como su nombre lo indica, las erupciones hawaianas toman esa designación a partir de las características eruptivas de los volcanes de Hawái. Las erupciones hawaianas son los tipos más tranquilos de eventos volcánicos, se caracterizan por la erupción efusiva de lavas muy fluidas de tipo basalto, con bajo contenido gaseoso, y bajas cantidades de ceniza volcánica. Las erupciones hawaianas suelen comenzar por la formación de una grieta en el terreno, de la cual surge una cortina de magma incandescente, o bien de varias fuentes de magma muy próximas entre sí.

Este tipo eruptivo suele estar presente cerca de las zonas de subducción (por ejemplo Volcán Medicine Lake en California (EEUU), y también en zonas de fisuras.

Erupciones islándicas o fisurales

Se originan en una larga dislocación de la corteza terrestre, que puede ser desde apenas unos metros hasta varios km. La lava que fluye a lo largo de la rotura es fluida y recorre grandes extensiones formando amplias mesetas, con 1 o más km de espesor, y miles de km*. Un ejemplo de vulcanismo fisural es la meseta del Decán (India).

Te puede interesar

Comentar ()