Ciencia y Tecnología

WhatsApp comienza a recuperar su servicio tras una crisis sin precedentes de más de seis horas

Imagen de aplicaciones en un móvil, WhatsApp y Facebook

Aplicación de WhatsApp con notificaciones de mensajes no leídos. Europa Press

WhatsApp, Instagram y Facebook han comenzado a recuperar parte de su funcionamiento tras su pérdida de servicio más larga de la historia. La aplicación de mensajería instantánea comenzó a sufrir interrupciones a las 17.30 horas y ha recobrado su actividad normal en torno a las 23.45 horas, más de seis horas después. Este parón ha superado al hasta ahora mayor «apagón» de WhatsApp, en 2014, cuando se detuvo durante cuatro horas sin servicio.

El director de Tecnología de Transparent Edge Services, Diego Suárez, ha atribuido la caída a un posible problema de DNS, los registros que traducen los nombres de dominio a las direcciones de IP. La página DownDetector, que registra reportes de caídas de servicio, ha notificado 48.222 cortes en Whatsapp, casi siete veces más que los 7.113 de Facebook, así como más del triple que los 13.107 de Instagram.

La situación era de tal gravedad que los empleados de Facebook, la matriz de la que dependen el resto de aplicaciones, ni siquiera podían acceder a sus puestos de trabajo porque sus tarjetas de identificación también están asociadas a los servidores caídos durante la tarde.

Facebook, finalmente, ha mandado físicamente a un equipo a uno de sus centros de servidores para restaurar el sistema manualmente. Una tarea titánica que conlleva recuperar de modo ‘artesanal’ miles de direcciones y códigos para permitir que las conexiones de los usuarios con los servicios de WhatsApp, Facebook e Instagram se recuperen paulatinamente.

Es muy posible que, durante la madrugada, los servicios no funcionen todavía al 100% ya que el trabajo es delicado y la avalancha de solicitudes pendientes durante seis horas también puede saturar los sistemas.

La caída generalizada de los servicios de Facebook se ha producido cuando la compañía se encuentra en medio de un fuerte escrutinio público tras la publicación en el diario The Wall Street Journal de una serie de artículos elaborados a partir de informes internos de la empresa.

Te puede interesar

Comentar ()