Tecnología y Gadget

Guerra abierta contra TikTok: de las restricciones de Trump a la amenaza de Instagram

La 'app' TikTok instalada en un teléfono sobre una bandera de China. pixabay

A TikTok, la aplicación para editar y compartir vídeos cortos, no dejan de crecerle los problemas. Las sospechas sobre los lazos de la app china con el Gobierno de Xi Jinping continúan peligrando el futuro de la app en Estados Unidos. La plataforma, además, lidia con otro frente: un mercado cada vez más competitivo, con Facebook y YouTube apostando fuerte por los microvídeos.

Los problemas serios para TikTok llegaron en julio con el veto de la India a la app. En medio de la escalada militar contra China, las autoridades indias acusaron a ByteDance —empresa matriz de TikTok— de atacar su soberanía, robar datos de los usuarios y enviarlos a servidores externos. Fue un duro golpe para la compañía: la India era, hasta entonces, su segundo mayor mercado. El bloqueo podría costarle unos 6.000 millones de dólares.

Pocos días después comenzó la ofensiva de Estados Unidos contra la app. Su secretario de Estado, Mike Pompeo, pidió precaución a los estadounidenses que utilizaban la popular red social. Todos ellos, deslizó, corrían el riesgo de que sus datos privados terminasen “en manos del Partido Comunista Chino”.

Trump amenaza con tumbar el pacto con TikTok si EEUU no tiene el control total de la nueva marca acordada con Oracle y Walmart

Las dudas sobre dónde termina la información privada de los tiktokers no son nuevas. En su política de privacidad, TikTok no oculta que recopila la dirección IP, el historial de navegación o el modelo del teléfono. Pero los críticos creen que la app china va mucho más allá. En cualquier caso, ByteDance niega las acusaciones y asegura que no facilita datos al gobierno de Xi Jinping.

Para calmar los ánimos, la firma dejó de utilizar la marca TikTok en Hong Kong para protestar contra la nueva ley de Seguridad Nacional china y colocó a un estadounidense, Kevin Mayer, como consejero delegado. Aunque Mayer ha durado poco en el cargo. El mes pasado lo abandonó ante la tensión política que rodea a la empresa.

Ante el temor de un veto en Estados Unidos, TikTok comenzó a explorar acuerdos. Varios gigantes tecnológicos, como Microsoft o Twitter, se interesaron por ella. Pero finalmente la puja la ganaron in extremis Oracle y Walmart. El acuerdo habla de la creación de una nueva empresa, TikTok Global, que ofrecerá los servicios de la aplicación en EEUU. A falta del visto bueno definitivo, el Gobierno de Trump retrasó durante una semana la aplicación de las restricciones a ByteDance. Las medidas tendrían que haber entrado en vigor el domingo 20.

Trump dio su aparente bendición a la operación. Pero el lunes siguiente amenazó con no aprobar el acuerdo si las compañías estadounidenses no tenían un “control total” sobre TikTok Global. Según Efe, las dos partes del acuerdo —la estadounidense y la china— han ofrecido versiones contradictorias sobre el peso de ByteDance en el accionariado de la nueva compañía. El pasado miércoles, la empresa china recurrió a la Justicia para volver a frenar las prohibiciones aplazadas por Trump. Si el juez no les hubiera dado la razón, el domingo Google y Apple tendrían que haber retirado TikTok de sus tiendas virtuales en Estados Unidos.

Gracias al revés judicial, ByteDance ha vuelto a sortear el veto en Estados Unidos. Las restricciones, por tanto, tendrán que esperar a que la Justicia vuelva a pronunciarse sobre el tema. Lejos de desistir, el Ejecutivo de los EEUU ya ha anunciado que recurrirá la orden judicial y defenderá “enérgicamente” la decisión de Trump.

Instagram y YouTube, a por el microvídeo

En las últimas semanas, ByteDance ha visto como otros gigantes han comenzado a apostar por los microvídeos. El caso más llamativo, sin duda, es el de Instagram Reels. Desde principios de agosto, este nuevo servicio integrado en la app de Instagram permite a los usuarios editar vídeos cortos al estilo TikTok. No es la primera vez que Facebook (propietaria de Instagram) se fija en sus competidores para desarrollar productos con funciones similares. A ello se sumó otra polémica estrategia que desveló el The Wall Street Journal: Instagram ofreció grandes cantidades de dinero a tiktokers populares para atraerles a Reels.

Pero Facebook no es la única. YouTube está probando Shorts, una nueva función pensada para el móvil para editar y compartir vídeos que duren, como máximo, 15 segundos. Por ahora, al igual que ocurrió con Reels, Shorts lo probará primero en la India. En el mercado ya existen plataformas similares, como Zynn, Triller, Clash o byte. Aunque TikTok continúa liderando los rankings de Google Play y los de App Store. Según Statista, en agosto acumuló 44,6 millones de descargas, por encima de los 38,5 de Instagram y los 22,1 de Facebook.

Comentar ()