Ciencia y Tecnología | Medio Ambiente Cambio climático

Los humanos comenzaron a alterar el clima antes de lo pensado

La actividad humana es responsable de desdibujar la diferencia de temperatura entre estaciones desde el siglo XIX

Fábrica alemana de BASF en 1881

Fábrica alemana de BASF en 1881 Stieler

Tras décadas de investigación y revisión de datos, pocos expertos dudan de la influencia de la actividad humana en el cambio climático. La temperatura de la Tierra ha subido antes, pero parece que nunca tan rápido como en la era industrial. Ahora han medido con más precisión cuándo empezó el calentamiento global que puede conducirnos a un cambio del clima irreversible.

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático ha llegado a la conclusión de que las actividades humanas son responsables del aumento continuo de la temperatura media global del aire en la superficie desde la década de 1950. Pero las fluctuaciones estacionales comenzaron a desaparecer en las tres últimas década del siglo XIX.

Un artículo publicado en Nature Sustainability ha demostrado que la influencia humana en el cambio climático se remonta a la década de 1860 en función de la diferencia de temperatura entre el verano y el invierno. Esta investigación ha sido realizada por científicos del Instituto de Física Atmosférica y la Academia China de Ciencias, en colaboración con destacados expertos en investigación climática del Reino Unido y Alemania.

«Es bien sabido que los humanos están impulsando el calentamiento global, pero ¿cuándo comenzó esto?» explica el autor principal, Jianping Duan, «Nuestro estudio ha demostrado que la influencia humana en el cambio climático comenzó mucho antes de lo que creíamos anteriormente».

Estudios anteriores sostenían que el aumento de las temperaturas comenzó por los trópicos entre los años cuarenta y sesenta del siglo XX. Es cierto que también se han realizado proyecciones con modelos informáticos que apuntaban al siglo XIX, de manera que hay ciertas tesis que apuntan a que con reducidas emisiones (las producidas en las primeras décadas de la Revolución Industrial).

También, este otro estudio tiraba de registros históricos para mostrar que el efecto invernadero se remonta a mediados del siglo XIX, tras una época de enfriamiento producida por la erupción de volcanes y el consiguiente efecto parasol que produjeron sus nubes de partículas en el aire.

Ya el 5 Informe de Impacto Ambiental de la ONU proporciona una evaluación exhaustiva del aumento del nivel del mar y sus causas a lo largo de las últimas décadas. También calcula las emisiones acumuladas de CO2 desde la época preindustrial. En 2011, ya se había emitido aproximadamente la mitad de la cantidad límite de CO2 para no superar los 2 grados de temperatura respecto a la era preindustrial. El informe encontró que de 1880 a 2012 la temperatura media mundial aumentó 0,85°C.

Menos diferencias entre invierno y verano

El cambio climático antropogénico generalmente se centra en el aumento de la temperatura del aire en la superficie y el aumento de los fenómenos extremos. Duan ha demostrado que la amplitud de las fluctuaciones estacionales de la temperatura ha disminuido ampliamente, y esta tendencia se remonta a finales del siglo XIX. Es decir, las estaciones se van desdibujando desde entonces.

Descubrieron que la estacionalidad de la temperatura había sido estable hasta la década de 1860, a partir de la cual ha habido continuas tendencias descendentes en las latitudes medias-altas del hemisferio norte.

Un análisis formal de detección y atribución con las últimas simulaciones de modelos climáticos ha demostrado que el aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero y los aerosoles producidos por humanos son los principales contribuyentes a las tendencias a la baja observadas.

Comentar ()