Medio Ambiente

Acuerdo de 175 países para acabar con la contaminación por plásticos

Instalación artística en Barcelona para sensibilizar sobre el uso de plásticos.

Instalación artística en Barcelona para sensibilizar sobre el uso de plásticos. Jordi Boixareu/ZUMA Wire/dpa

La Quinta Sesión de la Asamblea de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), celebrada en Nairobi (Kenia), ha aprobado hoy la resolución para crear un acuerdo internacional vinculante con el objetivo de frenar la contaminación por plásticos. Este texto constituye el mayor acuerdo medioambiental desde los Acuerdos de París para frenar el cambio climático. El acuerdo es el germen del futuro primer tratado mundial contra este tipo de contaminación y plantea que se establezca un comité internacional de negociación con el mandato de diseñar el acuerdo. La propuesta impulsada por Perú y Ruanda, ha sido apoyada por 175 países, España y los estados miembros de la Unión Europea, entre ellos.

La producción de plástico ha pasado de 2 millones de toneladas en 1950 a 348 millones de toneladas en 2017, convirtiéndose en una industria global valorada en 522.600 millones de dólares, y se espera que duplique su capacidad para 2040. Los impactos de la producción de plástico y la contaminación en la triple crisis planetaria del cambio climático, la pérdida de la naturaleza y la contaminación son una catástrofe en ciernes:

«En el contexto de la agitación geopolítica, la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente muestra lo mejor de la cooperación multilateral», ha manifestado el presidente de UNEA-5 y ministro de Clima y Medio Ambiente de Noruega, Espen Barth Eide. «La contaminación plástica se ha convertido en una epidemia. Con la resolución de hoy estamos oficialmente en camino de una cura». 

La resolución establece un Comité Intergubernamental de Negociación (INC, por sus siglas en inglés), que comenzará su trabajo en 2022, con la ambición de completar un proyecto de acuerdo global legalmente vinculante para fines de 2024.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, presente en Nairobi ha destacado la relevancia de la propuesta avalada en la capital keniana, porque “va más allá de abordar únicamente los desechos plásticos marinos, sino que aborda el problema desde una perspectiva global, abordando el ciclo de vida completo del plástico y considerando también las fuentes terrestres”.

Un acuerdo con apoyo ciudadano

Según una reciente encuesta de Ipsos y Plastic Free July, nueve de cada diez personas a nivel mundial considera «necesario» alcanzar un tratado global para combatir la contaminación por plásticos y en España, ocho de cada diez personas está a favor de prohibir los plásticos de un solo uso, algo en lo que están de acuerdo tres cuartas partes de los habitantes del planeta.

Según la encuesta Actitudes hacia el plástico de un solo uso, refleja que el 75% de las personas de los países encuestados está de acuerdo en que los plásticos de un solo uso deben prohibirse lo antes posible. En Europa, este porcentaje coincide con la media global (75%), siendo Italia (83%), Gran Bretaña (80%) y España (78%), los países que más respaldan la adopción de esta medida.

En concreto, España se sitúa como el segundo país europeo que otorga una mayor importancia a la firma de un posible tratado internacional para enfrentar esta situación (90%).

Los fabricantes, de acuerdo

Plastics Europe, la asociación paneuropea de productores de plásticos, ha expresado en un comunicado que «apoya el desarrollo de un acuerdo global para abordar el reto de los residuos plásticos y acoge favorablemente la resolución negociada en la quinta sesión de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEA-5) en Nairobi».

Virginia Janssens, directora general de Plastics Europe, ha declarado: “La industria europea está en plena acción, liderando la transición hacia una economía circular y la creación de un futuro sin contaminación plástica. La resolución promueve la importancia de crear un entorno de políticas de apoyo que se adapten a las necesidades específicas de nuestra industria y cadena de valor con el fin de facilitar nuestra transición. A su vez, destaca los beneficios y la necesidad de una colaboración y un diálogo activos entre nuestra industria y todas las partes interesadas relevantes”.

Contaminación por plásticos en Bangladesh.
Contaminación por plásticos en Bangladesh. Habibur Rahman/ZUMA Wire/dpa

Respaldo de ecologistas

Desde organizaciones ecologistas como WWF se aplaude esta decisión y se insta a los gobiernos de todo el mundo a «aprovechar este gran impulso para eliminar la contaminación por plásticos y a actuar con la misma firmeza y ambición para desarrollar el contenido del tratado antes de 2024».

«Nos encontramos en una encrucijada histórica en la que las decisiones que se tomen hoy pueden evitar que la contaminación por plástico contribuya al colapso de los ecosistemas de nuestro planeta. Al acordar la elaboración de un tratado mundial jurídicamente vinculante, nuestros líderes mundiales están allanando el camino hacia un futuro más limpio y seguro para las personas y el planeta», ha declarado Marco Lambertini, Director General de WWF Internacional.

Por su parte Greenpeace ha celebrado que se haya alcanzado un acuerdo para concretar un tratado contra los plásticos como un acontecimiento histórico y una victoria del ecologismo.

Te puede interesar

Comentar ()