España | Meteorología

La locura meteorológica vuelve a España: de un julio muy caluroso a un agosto inusualmente fresco

Una mujer se protege de la lluvia con un paraguas en Valencia. EFE

Con el fin del mes de julio, los españoles que aún no han podido disfrutar de sus vacaciones preparan con ansia las maletas para emprender sus viajes a la playa o la montaña, donde disfrutar de su descanso de la rutina. 

Sin embargo, el tiempo para agosto no parece ponerse a favor de aquellos que hayan planeado disfrutar del sol o de bañarse en la costa. Las primeras predicciones sobre las condiciones meteorológicas del próximo mes, en el que entraremos este domingo, apuntan a unas temperaturas más bajas de lo normal en periodo estival.

Temperaturas entre 5 y 10ºC por debajo de lo habitual

Aunque aún es temprano para poder conocer cómo será el tiempo durante todo agosto, ya se puede afirmar que las temperaturas “serán en general inferiores a las habituales para la época del año durante los diez primeros días del mes”, tal y como indica el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo. Con este descenso de las temperaturas se descarta la posibilidad de sufrir olas de calor en el país durante la primera mitad de agosto. 

Este tiempo que caracterizará el inicio del mes vendrá precedido por las frías temperaturas que ya se alcanzarán durante los últimos días de julio, que recordarán más al otoño que al estío. “El sábado 31 de julio será probablemente un día frío para la época en el tercio norte de la Península: ciudades como Burgos, Vitoria, Bilbao o Logroño apenas rondarán los 20 ºC de temperatura máxima”, confirma del Campo. 

El domingo será una jornada similar a la del sábado, “con temperaturas entre 5 y 10 ºC por debajo de lo normal para la época”. Este frescor poco usual de plena canícula – periodo más cálido del año – se mantendrá hasta mediados de semana, “aunque poco a poco se irán recuperando y normalizando las temperaturas, hasta alcanzar valores propios de la época (pero sin calores extremos) a partir del jueves, sobre todo en el sur y este de la Península”, apuntan desde AEMET.  

Vaguadas: las causantes del frescor veraniego

La llegada de vaguadas será la culpable de la caída de los termómetros generalizada a lo largo y ancho del país. Este fenómeno meteorológico, distinto de las borrascas, supone que se produzcan “áreas de bajas presiones y aire frío en las capas medias y altas de la atmósfera”. El origen de las vaguadas, tal y como explican desde AEMET a El Independiente, se encuentra en la ondulación del “chorro polar, una corriente de vientos muy intensa que circula de oeste a este y que separa las masas de aire frío -al norte- de las cálidas -al sur-. Cuando este chorro se ondula, en los valles de las ondas se forman vaguadas”. 

Las vaguadas irán moviéndose del oeste al este peninsular, principalmente durante la primera semana del mes (del 2 al 8 de agosto). Las zonas más afectadas, de acuerdo a del Campo, serán tanto el tercio norte peninsular – donde se esperan algunas precipitaciones – como el nordeste peninsular y, posiblemente, ciertos puntos de la Comunidad Valenciana. En estas zonas se prevén “chubascos tormentosos, en algunos casos intensos, los tres primeros días del mes”.

Otros puntos de la península que se verán pasados por agua durante las primeras jornadas de agosto son las regiones del Cantábrico y norte de Galicia, aunque aquí las precipitaciones serán más “débiles y dispersas en general”. “A partir del día 4, las precipitaciones, poco abundantes en general, quedarán restringidas al extremo norte y puntos del nordeste”, detalla el portavoz de AEMET. 

Para el resto de agosto, temperaturas variables

Del Campo señala que, además de las vaguadas, no se espera que ningún otro fenómeno meteorológico afecte a ninguna región del país durante los primeros diez días del próximo mes. La calima, que llegará probablemente durante las últimas jornadas de julio al archipiélago canario y que podrían también notarse en Baleares y zonas del Mediterráneo peninsular, previsiblemente no se extenderá a la primera semana de agosto. 

A partir de la semana del 9 de agosto es difícil hacer pronósticos fiables sobre el tiempo que nos deparará aunque, al menos para esa misma semana (9-15 de agosto), “los modelos de predicción a medio plazo no prevén precipitaciones generales”. Con respecto a las temperaturas, estos mismos modelos “se decantan por un ambiente algo más fresco de lo normal en el área mediterránea y ligeramente por encima de lo normal en puntos del oeste peninsular. Para el resto del país no hay una tendencia clara en estos momentos” comentan desde la agencia.

De cara a la última quincena de agosto, considerando las dificultades de predecir la meteorología en el país a tantos días vista, del Campo vuelve a referirse a los modelos de predicción a medio plazo, los cuales “se decantan” para estas fechas “por temperaturas superiores a las normales durante la segunda quincena de agosto en la mitad occidental peninsular, frescas para la época en Canarias y sin una tendencia definida para el resto. No hay una tendencia clara en cuanto a las precipitaciones en todo el país.”

Te puede interesar

Comentar ()