Gente | Tendencias

Ana Obregón recuerda a su hijo antes de dar las Campanadas: "Aless, mañana me verás desde un sitio privilegiado"

Ana Obregón está pasando por el momento más duro de su vida pero sin duda hará que los españoles recibamos con ilusión el 2021

Ana Obregón, recuerda a su hijo antes de dar las Campanadas Aless, mañana me verás desde un sitio privilegiado

Ana García Obregón posando en el photocall EP

A un día para que termine el año, Ana Obregón se ha puesto nostálgica en sus redes sociales. Y no de extrañar, pues ha sido uno de los años más duros para la madrileña. Con su vuelta a los mandos de las Campanadas en TVE tan sólo 7 meses después del fallecimiento de su hijo Aless Lequio, se espera que sea una noche muy especial para la bióloga.

Ana Obregón se tendrá que sobreponer al dolor tomando las uvas con todos los españoles despidiéndose de este annus horribilis 2020 para todos. Pero sin duda el peor año de su vida. Hace unos días Ana compartió con todos sus seguidores, a través de su cuenta de Instagram, algunos momentos inolvidables que ha vivido a lo largo de su carrera desde la Puerta del Sol retransmitiendo las Campanadas.

Pero hoy la presentadora ha querido tener un emocionado recuerdo para su hijo. Lo ha hecho con un vídeo en el que radiante, y mientras presentaba con Ramón García las «uvas» en 2005, mandaba un beso pletórica de felicidad a Aless, al que le decía, desde la Puerta del Sol y ante millones de telespectadores, que le echaba mucho de menos.

«Mi corazón estará cada segundo contigo»

Este año, sin embargo, las cosas serán muy diferentes, como la propia Ana ha confesdo. «Éstas imágenes de la Puerta del Sol reflejan no solo mi felicidad sino también la de toda España celebrando la llegada de un nuevo año. Esa plaza llena de gente a rebosar, celebrando, cantando ,bailando , abrazándose… Esa puerta del sol que mañana estará vacía para que el año que viene pueda estar llena de gente otra vez», ha comenzado diciendo,

Finalmente recuerda en la publicación, rota de dolor, a su hijo, que estará presente en todo momento para ella durante las Campanadas: «Y tú mi Áless que desde que eras pequeño me veías desde casa y yo te mandaba besos , mañana me verás desde un sitio privilegiado y mi corazón estará cada segundo contigo».

Comentar ()