Gente

Así se gesta una exclusiva como la de Ana Obregón

Revisamos otras de las portadas más impactantes que ha visto España y las más caras que ha visto el periodismo del corazón

Ana García Obregón posando en el photocall durante la presentación de un programa de 2021

Ana García Obregón posando en el photocall durante la presentación de un programa de 2021 EUROPA PRESS

Esta semana la prensa del corazón ha sido protagonista en todas las conversaciones. La revista ¡HOLA! publicaba en exclusiva que Ana Obregón ha tenido un bebé de gestación subrogada en Miami, con unas fotos tomadas de su salida del hospital. Una exclusiva que la agencia de noticias Gtres vendió a la publicación por una cantidad que se especula que pueda rondar las seis cifras.

Según ha contado en los últimos días Sandra Aladro, directora de la agencia, sabían de la noticia desde hacía meses. Sin embargo, se tomó la decisión de esperar hasta tener una imagen que lo confirmara, también para respetar la privacidad de la actriz en este momento. Había fotógrafos pendientes de Ana desde hacía meses, por lo que cuando cogió un vuelo comercial a Miami el 16 de marzo, el cerco se estrechó.

Ana Obregón en la portada de ¡HOLA! con su bebé por gestación subrogada
Ana Obregón en la portada de ¡HOLA! con su bebé por gestación subrogada ¡HOLA!

El origen de la exclusiva

"Nos pillaron", decía Ana el miércoles en sus primeras palabras. El origen de la filtración está siendo muy disputado. En un primer momento, la relación de la actriz con la revista ¡HOLA! parecía lo más claro. Ha sido en esta publicación, considerada como la biblia del corazón, en donde ha inmortalizado su vida en todos los momentos clave.

Cabe señalar que Ana y Lequio posaron en la portada de ¡HOLA! en julio de 1992 para presentar a su hijo Álex (que más tarde se hizo llamar Aless) en una exclusiva. La actriz también ofreció su primera entrevista hablando de la enfermedad de su hijo en octubre de 2018. Y en noviembre de 2020 abrió su corazón a la publicación tras la muerte del joven con solo 27 años.

Sin embargo, Sandra Aladro ha desvelado que Ana "no sabía nada" de que había fotógrafos siguiéndola. Además, Lequio señaló el jueves a Susana Uribarri y Ra, amigos de Ana, como posibles culpables. Dejaba claro que Cristina Tárrega, por ejemplo, tenía la información semanas antes de que se hiciera pública. Eso sí, el colaborador televisivo aseguró que él había permanecido callado.

Sandra Aladro es consciente de que ha sido "un milagro" que la noticia no se filtre antes de tiempo. "En los tiempos que corren, de internet y las redes sociales, esto es cada vez más difícil", ha explicado.

Ahora queda confirmar si en la portada de ¡HOLA! volverá a verse a Ana, esta vez presentando oficialmente a la niña y desvelando todos los detalles de este proceso. Sin duda encajaría con el recorrido de la actriz, que siempre se ha mostrado honesta y abierta, algo que verificaba esta semana Lequio. "Cada uno lo vive de una manera, yo de una manera más íntima y Ana de una manera más abierta… la verdad, me encantaría ser más como ella, pero no puedo", explicaba haciendo referencia al fallecimiento de su hijo.

Diferentes tipos de exclusivas

En los medios de comunicación existen diferentes tipos de exclusivas. El público siempre lo asocia a una portada asombrosa y, por supuesto, a grandes cantidades de dinero. Sin embargo, no siempre es así.

Cuando una información o unas imágenes llegan a las oficinas de una agencia de comunicación, lo primero que se hace es valorar su peso informativo. En casos como el de Ana, se espera hasta tener una imagen, pero en otros se ofrece a los medios por un precio que puede variar.

No vale lo mismo una exclusiva digital que en papel, un vídeo que un dato o un reportaje completo. Y por supuesto, métodos que se utilizaban hace años como el de la exclusividad nacional o local ya no tienen sentido. Por ejemplo, tras el atentado de Mánchester, se publicaron las primeras fotografías de Ariana Grande en exclusiva en España, cuando unos días antes ya se habían visto en el Daily Mail (Reino Unido).

La ausencia de muros, fronteras e incluso restricciones sobre el copyright hace que la revista ¡HOLA! haya tenido que pedir a los usuarios que no reproduzcan su contenido de pago. Sin embargo, las fotos de Ana Obregón en silla de ruedas a la salida del hospital han recorrido medio mundo, y la mayor parte de la gente que las ha visto no habrá abierto la revista.

Las exclusivas más famosas de la historia de España

Massiel fue pionera en España al presentar a su hijo recién nacido en la portada de la revista ¡HOLA! y cobrar por ello. Fue en 1977 y estaba llena de polémica, tal y como contaba hace unos meses Martín Bianchi en El País, pero la cantante no quiere hablar de ello todavía a día de hoy.

El niño, Aitor, había nacido en Reino Unido fruto de la relación de Massiel con el político Carlos Zayas. Sin embargo, el divorcio aún no era legal en nuestro país y la cantante seguía casada con el cirujano Luis Recatero, que podía reclamar la paternidad. Las exclusivas empezaron a convertirse en un método de ganar dinero para los famosos, y a las revistas les salía a cuenta.

Portadas históricas de la prensa del corazón

En 1984, Isabel fue portada de ¡HOLA! tras la muerte de su marido, Paquirri

Carmen Cervera con sus hijas en la portada de ¡HOLA!

En 2008, presentó a sus hijas, fruto de un vientre de alquiler, dos años después de su nacimiento

El matrimonio de Isabel Preysler y Julio Iglesias, así como sus hijos y su posterior ruptura, también se vieron en las portadas. Eso sí, su boda no fue exclusiva, en la pequeña capilla donde se casaron en Illescas había casi más prensa que invitados. Sí lo fueron los demás enlaces de la socialité, también los de sus hijos y el nacimiento de los nietos.

En cuestión de unos años, el cobrar por desvelar aspectos de tu vida se había convertido en algo habitual en los medios del corazón. Isabel Pantoja, en 1984, habló por primera vez con ¡HOLA! tras la muerte de Paquirri y se dice que habría cobrado 20 millones de pesetas.

Hubo portadas que pasaron a la historia y, aunque enriquecieron a agencias y medios, costaron caro a los protagonistas. Fue el caso de la famosa portada de Interviú de Marisol. La actriz no cobró porque toda España viera sus fotografías desnuda, esas imágenes se vendieron sin su consentimiento.

Las más caras del periodismo del corazón

No se sabe mucho sobre las cifras que se manejan a la hora de negociar una exclusiva. Sin embargo, sí que hay determinadas portadas cuyo precio se conoce: Marta Sánchez habría cobrado quince millones de pesetas (en bolsas de El Corte Inglés) por posar en Interviú en 1991. Se dice que Isabel Pantoja, Kiko Rivera y Jessica Bueno se llevaron unos 850.000 euros por un conjunto de portadas entre las que se incluía el nacimiento del primer hijo del DJ.

Cantidades aún mayores recibieron Jesulín de Ubrique y María José Campanario, cuyo enlace habría superado el millón de euros; o Carmen Martínez-Bordiú, que se habría llevado 1,2 millones por su boda con José Campos. Una de las más costosas fue la de Borja Thyssen y Blanca Cuesta, que habrían cobrado 1,5 millones por su "sí, quiero".

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar