La cultura de la celebridad ha llegado a límites insospechados. Ya asusta la cantidad de artistas que reciben golpes en el escenario por el ansia de sus fans de tirarles regalos. Algunos incluso terminan con lesiones por este tipo de comportamiento. También asusta el odio que reciben algunos famosos en redes sociales. Pero el último problema de Hollywood ya atañe a la policía y a investigadores privados. Es la "crisis de los acosadores", como lo han calificado varios medios de comunicación estadounidenses.

El problema de los stalkers se ha complicado tanto que la seguridad de personajes de la talla de Taylor Swift o Shakira está en juego. La revista digital TMZ ha publicado un especial en el que explica que la ley estadounidense no protege a las celebrities. La policía no puede evitar que la cantante más famosa de 2023 tenga a un acosador en la puerta de su casa en Nueva York. Es el número 16 en una larga lista de situaciones incómodas y peligrosas que preocupan a su familia, amigos y fans.

Preparados para todo

"Mucha suerte consiguiendo que arresten a un acosador, pero si finalmente ocurre, solo están unos días en el calabozo y salen aún más agitados", revela uno de los periodistas de TMZ. David Crowe es el hombre que lleva varias semanas en la puerta del apartamento de Taylor Swift en el barrio de Tribeca, en Manhattan. El miércoles tuvo que ir al juzgado con cargos de acoso, pero fue puesto en libertad con una orden de alejamiento. ¿Y qué hizo? Solo dos horas después fue detenido de nuevo frente a la casa de la cantante.

Es la tercera vez en una semana que la policía se lo lleva de las inmediaciones del apartamento en el que vive Taylor Swift cuando está en Nueva York. Un edificio que compró en varias partes y cuya dirección se encuentra fácilmente en Internet. Se desconoce si en alguno de los arrestos la cantante estaba o no en casa, aunque se sabe que sí está en la ciudad.

Taylor Swift en una foto de uno de sus conciertos en 2019.
Taylor Swift en una foto de uno de sus conciertos en 2019. EUROPA PRESS

El equipo de Taylor Swift está preparado para todo, ya que algunos de los acosadores que han aparecido en su puerta lo han hecho con armas blancas o de fuego. La muerte de celebrities como John Lennon o Selena Quintanilla, a manos de acosadores, resuenan con fuerza en la mente de aquellos que más se preocupan por ella. El padre de la cantante ya expresaba en el documental Miss Americana (Netflix, 2020) el miedo que tenía por la seguridad de la cantante, pero la situación no ha hecho más que empeorar con la crecida de su popularidad.

Shakira y Piqué, unidos para defender a sus hijos

El pasado 10 de enero, Daniel John Valtier fue arrestado por acosar a Shakira. Después de varias ocasiones en las que apareció en la puerta de su casa con regalos, asegurando que estaba casado con ella y que habían formado una familia, el equipo de seguridad de la cantante decidió alertar a la policía.

Shakira tiene seguridad privada durante las 24 horas del día, pero la situación no es la ideal. El supuesto acosador fue puesto en libertad horas después de su detención, y en cualquier momento podría volver a acudir a la casa de la cantante.

Shakira, llevando a sus hijos al colegio en una foto de archivo. EUROPA PRESS

La seguridad y bienestar de sus hijos es uno de los temas en los que Shakira y Piqué no tienen problema en ponerse de acuerdo. Según publican medios como Univision, el exfutbolista se habría implicado directamente en la mejora del sistema que protege a la familia.

El susto de Drew Barrymore

En agosto, cuando Drew Barrymore estaba entrevistando a Renée Rapp en un evento con público con motivo del lanzamiento de su disco, Snow Angel, llegó el susto. Un hombre gritó desde la audiencia el nombre de Drew, y procedió a acercarse al escenario. "Soy Chad Michael Busto, sabes quién soy. Necesito verte en algún momento mientras estoy aquí en Nueva York", comenzó a decir el hombre mientras caminaba.

Renée Rapp, alertada, se levantó de su asiento en tres tiempos, evaluando la situación mientras Drew Barrymore entendía lo que estaba pasando. Pero antes de que la actriz de Los Ángeles de Charlie reaccionara, la cantante se ponía en modo protector y evitaba que el acosador interactuara con la intérprete.

Días después del incidente, Busto fue "temporalmente detenido". Así lo confirmaba el jefe de la policía de Southampton a Variety: el individuo había ido "puerta por puerta diciendo a los residentes del área que estaba buscando la residencia de Drew Barrymore". Poco después fue puesto de nuevo en libertad, pero las redes sociales sacaron su pasado y encontraron que tenía decenas de cuentas falsas. Con ellas perseguía a Barack Obama, a Amber Heard o a Angelina Jolie, entre otros.

Las cosas son diferentes en Reino Unido

Harry Styles es otra de las víctimas de esta nueva ola de acoso aparentemente incontrolable. Este martes Myra Carvalho, de 35 años, tuvo que presentarse ante el juez porque un día antes había tenido un incidente con el cantante británico en Londres. Poco después de que el artista volviera de unas vacaciones en el Caribe con su novia, Taylor Russell, y su gran amigo James Corden.

Según publica The Sun, las acciones de la supuesta acosadora se desconocen pero se sabe que dejó a Harry verdaderamente "agitado". En la primera vista se acusa a la mujer de haber causado un "importante estrés y angustia" al cantante y haber afectado sus tareas del día a día. Pero a diferencia de los casos de Estados Unidos, Carvalho tendrá que quedarse bajo custodia policial durante un mes. El juez del distrito, Denis Brennan, volverá a verla el próximo 20 de febrero.