Gente

Comunicado de Palacio ante la paranoia y la especulación por la desaparición de Kate Middleton

La mujer del príncipe Guillermo lleva más de sesenta días sin ser vista en público

Kate Middleton, en una foto de archivo.

Kate Middleton, en una foto de archivo. @princeandprincessofwales

La Familia Real británica se está enfrentando a una auténtica crisis en 2024. A día de hoy dos de los miembros más importantes de Palacio están fuera de servicio. Pero a medida que pasa el tiempo, la paranoia, teoría de la conspiración y especulación crece entorno a la desaparición de uno de ellos, Kate Middleton. Lleva 60 días sin aparecer en público.

Después de que el príncipe Guillermo se ausentara del funeral de Constantino de Grecia alegando "problemas personales" la opinión pública ha puesto el grito en el cielo. Han volado los memes y las bromas en internet asegurando que Kate está secuestrada, pero también crece la paranoia y las teorías de la conspiración que alegan que la Princesa podría haber empeorado.

Los medios británicos, incluso los más afines a la monarquía, han criticado la falta de transparencia de Guillermo y Kate ante esta situación. Sobre todo cuando el rey Carlos está a tratamiento de cáncer y esa información se ha dado de primera mano desde el principio. Ante esta complicación a nivel comunicativo, el palacio de Kensington ha tomado la decisión de mandar un comunicado.

"Fuimos muy claros desde el principio al decir que la princesa de Gales estaría de baja hasta después de Pascua y el Palacio de Kensington solo ofrecerá actualizaciones cuando algo sea significativo", ha asegurado un representante de Guillermo y Kate.

¿Qué le pasa a Kate?

La última vez que Kate Middleton fue vista en público fue el pasado mes de diciembre en la misa navideña de los Windsor. A mediados de enero, después de haber sido operada, el Palacio de Kensington anunció que había sido intervenida del abdomen. No se especificó cuál era el motivo del ingreso, pero sí que pasaría entre diez y quince días ingresada y después tres meses de baja.

A pesar de la evidente gravedad de la operación, la única información que se dio al respecto es que no era canceroso. Por lo tanto, han corrido las especulaciones y se han buscado multitud de paralelismos. Entre ellos, con Meghan, que se quejó de la falta de interés en su bienestar que tenía la Familia Real.

Cuando Kate salió del hospital se confirmó que estaba avanzando bien, y que el príncipe Guillermo reduciría sus compromisos para cuidar de su familia. Desde entonces hasta la ausencia del heredero en la misa funeral por Constantino de Grecia no hubo más información. Una vez más, el palacio de Kensington se vio obligado a aclarar que Kate seguía bien, ya que corrió la preocupación con la Princesa.

Para improbable que la Casa Real termine cediendo y desvelando qué le pasa a Kate hasta que la propia Princesa se encuentre con fuerzas de hablar de ello. Sin embargo, nadie puede parar a las redes sociales.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar