El líder de Vox, Santiago Abascal, da por ganador a Donald Trump y denuncia las «mentiras» de los opinadores y medios en general.

Abascal cree que el presidente de Estados Unidos «puede sentirse ganador» de los comicios «por seguir en pie contra todos», a falta de conocer el resultado de algunos estados decisivos, y ha celebrado la derrota del candidato demócrata, Joe Biden, en Florida.

Cuando aún no se conoce el desenlace de las elecciones estadounidenses, Abascal ha publicado un comentario en su cuenta oficial de Twitter confirmando su apoyo a Trump para un segundo mandato en la Casa Blanca.

«Ignorancia y manipulación de los medios»

«Sea cual sea el desenlace de las elecciones americanas, de nuevo podemos constatar la ignorancia y la manipulación de medios, polítologos, encuestadores y opinadores», ha cargado sosteniendo que «otra vez han quedado sus mentiras al descubierto».

A su juicio, «Trump puede sentirse ganador, por seguir en pie contra todos». Y ve como una «esperanza» que «los hispanos norteamericanos», por ejemplo en Florida, «hayan apostado contra el socialismo» dando la victoria al Partido Republicano. «Lo conocen bien», ha apuntillado, informa Europa Press.

«Brutal la manipulación… en EEUU y en España», ha apoyado también en Twitter la presidenta de Vox en Madrid, Rocío Monasterio. «En pie. Contra todos», ha proclamado por su parte el eurodiputado de Vox y su portavoz político, Jorge Buxadé, quien durante los últimos días ha mostrado en redes sociales un cartel con el lema ‘Patriotas españoles con Trump’.

Este miércoles, Buxadé señaló a Trump como la opción que supondría protección para la economía y empleo de Estados Unidos, «aparcar el globalismo que empobrece, conservar el medio natural y defender su democracia y no la Gobernanza mundial pepera».

Otro de los dirigentes de Vox que ha seguido atento las elecciones de Estados Unidos es su diputado Víctor Sánchez del Real, quien ha coincidido en que, más allá del resultado, «lo que está claro es que pierden, de nuevo, los que difunden encuestas para intereses de las izquierdas mundiales».