Un 45% de los votantes republicanos aprueban las manifestaciones de partidarios de Donald Trump que terminaron con el asalto del capitolio este miércoles en Washington D.C, frente a un 43% que se oponen, según una encuesta de YouGov. La histórica jornada para la política norteamericana deja dividido y muy tocado al Partido Republicano, polarizado entre sus propias bases y en su peor momento justo antes del inicio de la presidencia de Joe Biden.

La encuesta, realizada entre cerca de 1.400 votantes registrados, muestra un apoyo general del 21% a los disturbios del miércoles, claramente diferenciados entre partidos. Entre los que se identifican como demócratas, un 96% los condenan y un 2% los apoyan; entre los independientes hay un 21% de favorables al asalto contra un 67% que lo condenan, y entre los republicanos una división entre el 45% favorable a las imágenes del miércoles y un 43% contrario.

Esta división es patente incluso entre los votantes que piensan que en las elecciones generales de noviembre hubo fraude. De ellos, el 56% cree que el asalto estuvo justificado y un 34% lo condena, con un 11% de indecisos o no posicionados.

Más claro todavía es el posicionamiento de los republicanos sobre si los hechos del miércoles suponen o no un peligro para la democracia. El 68% de los republicanos encuestados consideran que no, mientras que un 93% creen que sí.

También existe una diferencia sustancial entre cómo definen a los protagonistas del asalto los simpatizantes de cada partido. Los republicanos optan por las palabras ‘manifestantes’, ‘patriotas’ y ‘extremistas’, en ese orden, mientras que los demócratas lo hacen por ‘terroristas domésticos’, ‘extremistas’ y ‘antidemócratas’. En el global, las tres opciones más elegidas son ‘extremistas’, ‘terroristas domésticos’ y ‘criminales’.