Estados Unidos | Internacional PRIMERA CONVERSACIÓN TELEFÓNICA

Biden, a Putin: "EEUU actuará en defensa de sus intereses si daña a sus aliados"

El presidente estadounidense habla con el líder ruso sobre la situación del disidente ruso, Alexei Navalni

Biden-habla-Putin

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en una comparecencia en la Casa Blanca. EFE

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha mantenido su primera conversación con el líder ruso, Vladimir Putin, tras asumir el cargo el pasado 20 de enero. Como fruto de esta conversación, Estados Unidos y Rusia han acordado poner en marcha el procedimiento para ampliar el tratado de control de armas que limita el despliegue de cabezas nucleares. A su vez, Biden ha advertido a Putin que defenderá los intereses nacionales y en consecuencia actuará en defensa de sus aliados cuando la situación lo requiera.

La Casa Blanca ha declarado de forma oficial: «El presidente Biden ha dejado claro que Estados Unidos actuará de forma firme en defensa de sus nacionales intereses en respuesta a las acciones que lleve a cabo Rusia que puedan dañar a sus aliados».

Los dos líderes han intercambiado posiciones sobre la ampliación del Nuevo Tratado Start 2010 durante cinco años, y han asegurado que se mantendrá el actuar tratado de control de armas nucleares. La ampliación tiene lugar apenas diez días antes de que expirase su cumplimiento. Cada parte mantiene un límite de 1.500 cabezas estratégicas desplegadas.

A su vez, los dos líderes han acordado restablecer un «diálogo de estabilidad estratégica» para afrontar las fricciones en la relación y posibles nuevos acuerdos de control armamentístico.

Biden habló por teléfono en primer lugar con sus vecinos, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y el presidente mexicano, Andrés López Obrador. También conversó el pasado fin de semana con el primer ministro británico, Boris Johnson.

En defensa de Navalni

Biden ha abordado una serie de temas en los que EEUU y Rusia mantienen posiciones divergentes. Tal es el caso del arresto del disidente ruso, Alexei Navalni, que está preso en Moscú tras su regreso desde Berlín, donde se recuperó de un intento de envenenamiento. Biden ha advertido a Putin que EEUU reaccionó de forma contundente contra la «agresión» del Kremlin en Ucrania.

La Unión Europea y Estados Unidos demandan la inmediata liberación de Navalni, que permanece bajo arresto en una cárcel de la capital rusa. Una juez le condenó a 30 días de prisión. La justicia rusa le reprocha haber violado las condiciones de una condena anterior y a su vez hay cargos contra el disidente ruso por desvío de fondos destinado a una fundación creada por él.

El pasado fin de semana más de mil personas fueron arrestadas en Rusia por su participación en protestas contra el arresto de Navalni. Los seguidores del disidente ruso anuncian nuevas acciones en las calles de Rusia el próximo fin de semana.

También el presidente Biden se ha quejado de la supuesta interferencia rusa en las elecciones presidenciales en EEUU y del ciberataque contra agencias del gobierno estadounidense a finales del año pasado.

Biden ha expresado a Putin su oposición al gasoducto Nord Stream, como un acuerdo negativo para Europa. Así también lo defendían las administraciones Trump y Obama.

Joe Biden reconoció en campaña electoral por la nominación demócrata que Rusia es una amenaza para Estados Unidos. En una entrevista con El Independiente, el embajador ruso en España, Yuri P. Korchagin, aseguraba que «Rusia no es una amenaza para nadie. Al revés. Rusia está a favor del fortalecimiento del derecho internacional y de las relaciones mutuamente ventajosas con todos los países y, entre ellos, por supuesto, los Estados Unidos. Pero cuando una élite, o la clase dirigente, o los políticos de un país, repetidamente dicen que Rusia es una amenaza eso tiene un efecto. Tenemos que ver si son una amenaza ese tipo de afirmaciones y por qué».

Lo cierto es que Joe Biden, que fue senador durante casi 40 años antes de ser vicepresidente con Barack Obama entre 2008 y 2016, es un experto conocedor de la geopolítica internacional. Y su jefe de la diplomacia, Antony Blinken, también.   

Te puede interesar

Comentar ()