Europa | Internacional

Draghi forma un gobierno de unidad nacional con técnicos en puestos clave

Los ministros de Transición Ecológica (Cingolani), Justicia (Cartabia), Economía (Franco) y Transportes (Giovannini) son expertos

Mario Draghi, ya primer ministro, lee la lista de su gobierno

El primer ministro italiano, Mario Draghi, lee la lista de los miembros de su gabinete. EP

SuperMario ha logrado superar el primer escollo. A las 19 horas de este viernes Mario Draghi (Roma, 1947) se ha presentado en el Palacio del Quirinale para confirmar al presidente de Italia, Sergio Mattarella, que tiene los apoyos suficientes para ser primer ministro. Ha creado un gobierno de unidad en el que por primera vez hay un Ministerio de Transición Ecológica a cargo de Roberto Cingolani.

Draghi ha conseguido lo que parecía imposible: el apoyo de todos los partidos políticos representados en las Cámaras salvo Fratelli d’Italia. Los ultraconservadores que lidera Giorgia Meloni se erigen así al gobierno que encabezará el ex presidente del Banco Central Europeo (BCE). Sin embargo, aún podría abstenerse en lugar de votar en contra.

Los nuevos ministros, en total 23, jurarán sus cargos este sábado a mediodía. La figura clave es Roberto Cingolani, un físico que estaba a cargo del Instituto de Innovación. Hay cuatro ministros de Cinco Estrellas, tres del Partido Democrático, tres de la Liga, tres de Fuerza Italia, uno de Libres e Iguales y uno de Italia Viva. A ellos se suman los tecnócratas, una decena en total. Solo ocho mujeres están presentes en el gabinete que lidera Mario Draghi.

Forman parte del gobierno Luigi di Maio, de Cinco Estrellas, como titular de Exteriores; Andrea Orlando, vicepresidente del Partido Democrático), como ministro de Trabajo; y el número dos de la Liga, Giancarlo Giorgetti, será ministro de Desarrollo Económico. También hay tecnócratas como Marta Cartabia, presidenta del Tribunal Constitucional hasta ahora, a cargo de Justicia; Daniele Franco, vicegobernador del Banco de Italia, será ministro de Economía; y Enrico Giovannini, responsable de estadísticas en la OCDE, al frente de Transportes.

Repiten algunos ministros que ya estuvieron en el gobierno Conte bis como Dario Franceschini, del Partido Democrático; o la funcionaria independiente Luciana Lamorgese, en Interior; Roberto Speranza, del izquierdista Artículo Uno, en Sanidad; y Lorenzo Guerini, del PD, en Defensa.

El martes Draghi se someterá al voto de confianza del Senado y el miércoles de la Cámara de Diputados. Tan solo queda la duda de si los ultraconservadores votarán en contra o se abstendrán.

Gran confianza de los italianos

Parte Draghi con una confianza apabullante de los italianos. El 85% está «bastante o muy» satisfecho con el hecho de que Mattarella haya propuesto a Draghi formar un nuevo gobierno. Es especialmente del gusto de los votantes de centroizquierda esta designación, según un sondeo del Instituto Piepoli, que cita La Repubblica. Tan solo un 9% de los encuestados dice que no le gustó la decisión, y un 4% que lo le agradó «en absoluto».

De acuerdo con este sondeo, el segundo ganador de esta crisis ha sido Matteo Renzi, líder de Italia Viva, que forzó la caída del anterior gobierno, liderado por Giuseppe Conte.

En lo que se refiere a intención de voto, la Liga figura en cabeza con un 23,5%, seguida del Partido Democrático (20.5%) y Fratelli d’Italia (16%). El grupo actualmente mayoritario en el Parlamento, el Movimiento Cinco Estrellas, cae al cuarto puesto con el 15,5% de los apoyos, seguido de Forza Italia, con el 7%. A pesar de su éxito personal, Italia Viva, de Renzi, apenas cuenta con un 2,5% de respaldo popular.

División de los ‘grillini’

Los últimos en dar su «sí, quiero» han sido los grillini. El Movimiento Cinco Estrellas es el que cuenta con más representantes en la Cámara de Diputados, si bien su apoyo está en caída libre.

Tanto el fundador del movimiento antisistema, Beppe Grillo, como Luigi di Maio, que ha sido ministro con Conte, estaban a favor de seguir con Draghi al frente. No así Alessio di Battista, el número dos, que deja la formación.

Las bases se han pronunciado a favor del apoyo a Draghi en una consulta realizada el jueves. Un 59,7% de los 74.537 grillini inscritos para votar dieron luz verde al gobierno de Draghi, mientras que votó en contra un 40,3%.

En la pregunta se aludía a cómo Cinco Estrellas había logrado que en el gabinete haya un Ministerio de Transición Ecológica.

En su cuenta de Facebook, Di Battista anunció su marcha: «Mi conciencia política no aguanta más. Ya desde hace tiempo no estoy de acuerdo con algunas elecciones de Cinco Estrellas. No puedo hacer otra cosa que apartarme. Desde ahora en adelante no hablo en nombre del Movimiento como el Movimiento no habla en mi nombre».

Empieza ahora la tarea más complicada de Mario Draghi. Italia es el puerto país de la UE en número de muertos por el coronavirus, en términos relativos a su población. El PIB se contrajo un 8,8% en 2020 y unas 250.000 personas han perdido el empleo.

El principal objetivo de su gobierno será cómo repartir los fondos europeos, que ascenderán a 209.000 millones de euros, de modo que ayuden a paliar las graves consecuencias de la pandemia del coronavirus. Una misión compleja pero al alcance del salvador del euro.

Te puede interesar

Comentar ()