Después de casi 12 horas de reunión con los jefes de gobierno de los Länder, la canciller alemana, Angela Merkel, ha anunciado a las tres de la madrugada nuevas medidas restrictivas en Semana Santa para intentar frenar la nueva oleada de contagios de coronavirus. Merkel recomienda no salir del país, pero quienes lo hagan no tendrán que guardar cuarentena, pero sí presentar una PCR negativa a la vuelta.

Los alemanes, como los españoles, no pueden viajar entre los diferentes Länder, pero sí pueden viajar al extranjero y España, en concreto las islas figuran entre sus destinos favoritos.

La Unión Europea ha llamado la atención sobre estas incoherencias. Las autoridades españolas lo justifican por las precauciones impuestas en los vuelos de entrada, que no existen en los desplazamientos por tierra.

Muchos están reservando sus vacaciones de Semana Santa en las islas Baleares y Canarias. Hasta ahora necesitaban una PCR negativa a la llegada. Ahora precisan otra al salir del país donde hayan estado.

«Desaconsejamos todos los viajes al extranjero, en general todos los desplazamientos que no sean estrictamente necesarios», ha dicho Merkel, en la madrugada de este martes. El gobierno ha informado a las compañías aéreas que todos los viajeros que regresen a Alemania después de las vacaciones de Semana Santa, sea cual sea su origen, han de presentar una PCR negativa «antes del vuelo».

Merkel se refirió a Mallorca, uno de los lugares favoritos de destino para los alemanes en toda estación. Reconoció que sigue con atención la situación en la isla, que los medios alemanes consideran el Land número 17. El gobierno alemán estará atento a los posibles «riesgos».

El 12 de marzo las autoridades alemanas reconocieron que las Islas Baleares dejaban de ser zona de riesgo, además de otras cinco comunidades españolas, entre ellas la Comunidad Valenciana. Desde entonces se han multiplicado las reservas en las islas.

En Semana Santa, del 1 al 5 de abril, van a cerrar los comercios y los servicios religiosos. También se prohíben las reuniones y comidas al aire libre. Solo las tiendas de alimentación pueden abrir el 3 de abril. Muchas restricciones se prolongarán hasta el 18 de abril.