Internacional

Reino Unido advierte de una posible "guerra relámpago" en Ucrania para tomar Kiev

Una familia pasea cerca de la embajada norteamericana en Kiev (Ucrania).

Una familia pasea cerca de la embajada norteamericana en Kiev (Ucrania). EFE

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha advertido este lunes de la posibilidad de que Rusia lance una «guerra relámpago» contra Ucrania con el objetivo de hacerse con el control de la capital, Kiev. Johnson ha asegurado que Rusia ha concentrado un número suficiente de tropas en las fronteras ucranianas como para acometer esta misión.

Según la inteligencia británica, al menos 60 grupos de combate rusos están desplegados a lo largo de las fronteras de Ucrania, lo que para Johnson es la evidencia de «un plan para una guerra relámpago en la que puede caer Kiev». La capital de Ucrania se ubica a orillas del río Dnieper, a menos de 100 kilómetros de la frontera con Bielorrusia, donde en los últimos días siguen llegando tropas rusas con la excusa oficial de unas maniobras conjuntas.

«Este paso sería desastroso», ha asegurado Johnson sobre la posibilidad de una intervención rápida y ha advertido de que cualquier tipo de invasión se convertiría en una campaña «dolorosa, violenta y sangrienta». «Es importante que la gente en Rusia entienda que esto puede ser una nueva Chechenia», ha ahondado el primer ministro británico.

El despliegue de la OTAN

La OTAN ha movilizado los últimos días medios militares, incluyendo fragatas y cazas de combate, para reforzar su presencia en el este de Europa en respuesta a la amenaza de Rusia sobre la seguridad de Ucrania, según ha informado la propia organización militar en un comunicado.

En el marco del aumento de la tensión entre Kiev y Moscú, varios socios de la OTAN han anunciado el despliegue de fuerzas que reforzarán misiones de la Alianza Atlántica en el flanco oriental.

«Doy la bienvenida a la contribución adicional de fuerzas de la OTAN. La OTAN continuará tomando las medidas necesarias para proteger y defender a todos los aliados, incluyendo el refuerzo del flanco oriental de la Alianza», ha subrayado el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Ante la amenaza rusa sobre la seguridad de Ucrania, el político noruego ha reiterado que la organización militar «siempre responderá» a cualquier deterioro del «entorno de seguridad» y no renunciará a aumentar su defensa colectiva.

En este sentido, al adelanto de España del despliegue de la fragata ‘Blas de Lezo’ con destino al mar Negro y el anuncio de enviar cazas de combate para respaldar la misión de patrullaje aéreo, se han sumado este fin de semana la propuesta de Dinamarca de enviar una fragata al mar Báltico y reforzar con cuatro cazas F-16 la misión de patrullaje aéreo en Lituania.

Según el balance de la Alianza Atlántica, Francia también ha expresado su disposición a enviar tropas a Rumanía bajo el paraguas de la OTAN, mientras que Países Bajos desplegará dos cazas F-35 en el mes de abril para reforzar tareas de patrullaje aéreo en la zona.

A todo esto se suma el liderazgo de Estados Unidos, que ha aprobado varios paquetes de ayuda económica y militar a Ucrania las últimas semanas y ha dejado clara su intención de reforzar su presencia en la región ante el auge de las hostilidades con Moscú.

Desde hace semanas, Rusia ha desplegado decenas de miles de efectivos en la frontera con Ucrania, generando alarma sobre una posible invasión tras la anexión ilegal de Crimea en 2014 y de dar apoyo a las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk en el marco de la guerra en el este de Ucrania.

La organización militar desplegó batallones de combate, formados por tropas de distintos miembros bajo paraguas de la OTAN, en los países bálticos y Polonia en respuesta a la anexión de Crimea en 2014 y más tarde creó nuevas misiones de vigilancia aérea en el mar Negro. Los últimos anuncios de los miembros de la Alianza Atlántica reforzarán estas misiones ya en marcha como forma de disuadir a Rusia de un nuevo ataque contra Ucrania.

Te puede interesar

Comentar ()