Cumbre OTAN Madrid Cumbre OTAN en Madrid

Internacional

La OTAN reafirma la promesa de dedicar el 2 por ciento del PIB a gasto militar en 2024 y España la aplaza hasta 2030

EFE

La cumbre de la OTAN va camino de clausurarse explicitando el mismo compromiso firmado en 2014: que todos los países aliados dediquen al menos un dos por ciento de su Producto Interior Bruto nacional al gasto en Defensa en 2024. España, sin embargo, no se da por aludida. Fuentes gubernamentales trasladan que su objetivo es alcanzar a finales de esta década una cifra que ya cumplen nueve de los 30 aliados.

Una demora, la del país anfitrión de la cumbre, que no parece del agrado de la Alianza. «El 2% se considera cada vez más el suelo, no el techo», ha indicado el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en una de las ruedas de prensa ofrecidas este miércoles desde el recinto ferial de Ifema, donde se celebra la cita atlántica. «Hoy los aliados han vuelto a reafirmarse en el compromiso que hicimos en 2014 de gastar al menos el 2% del PIB en defensa», ha recalcado el secretario general.

Los aliados han vuelto a reafirmarse en el compromiso que hicimos en 2014

Según los datos publicados esta semana por la OTAN, nueve país superan ya el umbral del 2 por ciento de su PIB. «En 2014, cuando acordamos el compromiso de inversión en defensa, solo tres Aliados cumplían la directriz de gastar el 2% del PIB en defensa. Y el gasto en defensa también estaba disminuyendo en Europa y Canadá. Desde entonces, el gasto en defensa ha aumentado en todos los países. Y nueve aliados cumplen ahora el compromiso del 2%», ha recordado Stoltenberg.

«Algunos están muy cerca de llegar al 2%, están muy cerca», ha agregado. «Desde 2014 los aliados europeos y Canadá han gastado 350.000 millones de dólares estadounidenses más», ha detallado. «Pero se trata de gastar más inteligentemente gastando juntos. Invertir en equipos preposicionados, en mando y control, en infraestructuras, pero también en apoyo a los socios», ha insistido el secretario general. Cuando se ratifique su ingreso, Finlandia y Suecia se sumarán al grupo que ya destina tal cifra, en contraposición de España, situada en la penúltima posición con una cifra que, según estimaciones de la OTAN, llegará durante 2022 al 1,01 por ciento del PIB. Solo Luxemburgo (0,58%) vence a España en la clasificación de las naciones más rezagadas.

España. entre 2028 y 2030

En el transcurso de la cumbre, algunos países han anunciado su intención de acelerar su inversión en defensa con el horizonte puesto en 2024. Stoltenberg se ha referido a esos planes al indicar vagamente que algunos aliados han realizado «compromisos concretos» en esta línea aunque no ha proporcionado calendario específico. Un puñado de países han avanzado incluso que su objetivo es incrementar su dedicación al 2,5 o el 3 por ciento del PIB.

Entre ellos, figura Alemania, cuya estimación para el año en curso es acabar rozando el 1,5% del PIB. El canciller alemán, Olaf Scholz, ha asegurado este miércoles que su país destinará una partida adicional de 100.000 millones de euros para modernizar su ejército. «Realizaremos una contribución significativa a la estabilidad y la seguridad que proporciona la OTAN para la paz, que tanto nos importa a todos», ha subrayado. «Tenemos unas capacidades muy, muy grandes y las tendremos aún mayores en el futuro gracias a los recursos adicionales que hemos puesto en marcha», ha detallado.

Otro de los asuntos abordados es la necesidad de la Unión Europea de mejorar su inversión militar y reducir su dependencia con Estados Unidos y la propia OTAN, una aspiración de la que ha hecho bandera presidente francés Emmanuel Macron. El Concepto Estratégico, la hoja de ruta de la Alianza, aboga por «las iniciativas para aumentar el gasto en defensa y desarrollar capacidades coherentes que se refuercen mutuamente, evitando al mismo tiempo duplicaciones innecesarias». «Son la clave de nuestros esfuerzos conjuntos para hacer más segura la zona euroatlántica», esboza el documento al referirse a Bruselas como «un socio único y esencial para la OTAN».

Reprimenda velada

En el caso español, no obstante, la voluntad del Gobierno –con las reticencias públicas de Unidas Podemos– es alcanzar el compromiso exigido para 2024 a finales de esta década, en algún espacio temporal que vaya entre el 2028 y el 2030. A diferencia de otros aliados, el ministerio de Defensa español no ha realizado anuncios de nuevas partidas de gasto aprovechando el marco de la cumbre de la OTAN. Stoltenberg ha cifrado este miércoles en 19 países los que disponen de «planes claros para alcanzar el 2% en 2024». «Y otros cinco tienen compromisos concretos para alcanzarlo a partir de entonces», ha dicho vagamente, evitando concretar los países implicados.

Es esencial invertir en nuestra defensa y en las capacidades clave

La intención de la Alianza es no limitarse al umbral fijado. En la declaración política, hecha pública también este miércoles, se menciona «la reafirmación en el compromiso de inversión» con la vista puesta en el escenario posterior. «Nos basaremos en esa promesa y decidiremos el año que viene sobre los compromisos subsiguientes más allá de 2024. Garantizaremos que nuestras decisiones políticas cuenten con los recursos adecuados. Nos basaremos en los progresos realizados para garantizar que el aumento de los gastos de defensa nacional y la financiación común de la OTAN estén a la altura de los retos de un orden de seguridad más disputado. Es esencial invertir en nuestra defensa y en las capacidades clave», apunta.

La falta del cumplimiento por algunos países, entre ellos España, ha suscitado alguna reprimenda velada. El primer ministro británico Boris Johnson ha sacado pecho del masivo esfuerzo realizado por su país. Londres, ha deslizado, ocupa el tercer lugar en gasto militar en el mundo y este año dedicará un 2,3% de su PIB, por encima del compromiso impuesto por la propia OTAN. En la línea que ya transitó Donald Trump afeando a otros países sus incumplimientos, Johnson ha señalado este miércoles que le gustaría ver a otros «socios» reconocer que todo el mundo necesita «dar un paso al frente».

Te puede interesar

Comentar ()